Guía para superar la Navidad con la familia de tu chico

Los padres, hermanos, tíos, primos, sobrinos…  Todos reunidos para celebrar la navidad. Una escena que puede resultar tan enternecedora como de terror. Y si además se trata de personas cercanas a tu chico, las condiciones son aún peores. Descubre en Nosotras cómo conseguir salir airosa de esta situación.Claro que cuando estamos lejos de nuestra familia la extrañamos muchísimo. Pero basta poner un pie en la de nuestro chico para comenzar a comprender casi al instante por qué deseamos irnos con tanta intensidad.  Las reuniones familiares pueden ser experiencias gratificantes que nos llenan de energía, pero la mayor parte de las veces se convierten en la ocasión perfecta para investigar a fondo acerca de nuestra vida y nuestras parejas, hacer conjeturas extrañas, recordarnos que nuestro desarrollo profesional no esta en el punto que deseamos.

La familia de tu chico es demasiado pesada y nunca cesa en su empeño de hacernos saber que los años pasan y que es hora de ir consiguiendo más estabilidad. Pero son pocos días y pronto volveremos a nuestra rutina, por eso nos conviene respirar profundo y mentalizarnos de que todo lo que sea dicho durante estos días no debe afectarnos demasiado.

El primer consejo es no ir a la defensiva. Conoces a su familia y eres consciente de cómo se comportan contigo. Sabes los riesgos que hay en medio y debes saber que no puedes dejar que nada de lo que te digan, te afecte.

La paciencia es fundamental, por tanto. Te llevas bien con su madre y con su madre, sí. Pero, en ocasiones, crees que son demasiado agobiantes. Si lo son es porque te tienen aprecio y porque te consideran una más de la familia. Tienen tanta confianza en ti que no pueden dejar de decirte lo que piensan, aunque sigan deseándote lo mejor para ti y para su  hijo.

Durante esos días evita caer en temas polémicos, da la información que consideres necesaria acerca de tu vida y si llegas a una situación tan estresante que lo que te provoca es correr, sal unos minutos a caminar y busca la calma en tu interior. A tu chico le encantará que durante todo el tiempo que pasáis en su antigua casa, no saltes ni estés a la defensiva. Y sus padres se llevarán una mejor impresión de ti. ¡Vamos que son solo unos días!

Imagen: Love Actually.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *