No puedo controlar mis ganas de tener sexo: ¿Soy hipersexual?

A todas Nosotras nos gusta el sexo, pero cuando se convierte en una adicción puede ser un problema. Esta adicción se denomina como hipersexualidad y la persona que la sufre siente una motivación sexual desenfrenada y muy fuerte. Una persona hipersexual puede llegar a tener un alto nivel psicológico de estrés debido a que le concede demasiada importancia al sexo, lo que hace que descuide otros aspectos de su vida personal.

Una persona hipersexual no puede controlar por sí misma sus impulsos sexuales, y es por ello que la mayoría prefiere tener sexo casual, lo que aumenta el riesgo de sufrir alguna enfermedad de transmisión sexual. La hipersexualidad es en sí, un comportamiento sexual excesivo, donde la persona cada vez necesita tener más sexo, y si no se trata, dicha adicción aumenta con el tiempo y se necesita una mayor actividad sexual.

adicta_sexo

¿Cómo saber si eres hipersexual? Lo primero es que una persona hipersexual siente un deseo sexual que no puede controlar y siente que debe vivir su sexualidad al máximo. Además, vive pensando en el sexo, y mientras más sexo tiene, más quiere, en caso de que no satisfaga sus deseos, el resultado es el miedo o el vacío. Una persona hipersexual suele tener problemas con su pareja. Además, en muchos casos necesita acostarse con varias personas, invierte dinero y tiempo en su adicción, y tiende a ocultar su condición a los demás, lo que genera un sentimiento de vergüenza y baja autoestima.

Además de la adicción sexual, una persona con esta condición puede tener comportamientos como el voyeurismo o el exhibicionismo, por lo que es un tema muy serio. Si crees que eres hipersexual, lo primero es buscar ayuda para que puedas superar este problema y logres tener una vida sexual normal, en caso de tener pareja, debes ser sincera y buscar todo su apoyo, así podrás salir de esta situación con éxito.

Imágenes: clanacion/sediceciencia

 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *