Fanáticas del juego ¡Los juguetes que más nos ponen!

Qué picantes nos ponemos cuando queremos. Si tenemos un don, ése es el de saber estar en cualquier situación. En el trabajo, eres toda una profesional, con tus padres, siempre serás la niña de sus ojos. Con tus amigas, simplemente te dejas llevar. Pero es que en la cama eres de las que lo das todo hasta terminar existencias.

Y claro con tantas ganas en el cuerpo es normal que a todas nos salga esa motivación de crear más juego e incorporar más picante, si cabe, a nuestras vidas sexuales. Por si no lo sabíais, somos todas unas apasionadas de los establecimientos eróticos. Y es que el erotismo, la pasión y la sensualidad nos vuelven locas

Pasamos, por completo, de la vergüenza, del qué dirán, del pudor y de taparnos. Ha llegado el momento de destaparse. Y si es en confianza con tu chico, te saldrá tan naturalmente.

La verdad es que los juguetes sexuales nos aportan multitud de beneficios para nuestras relaciones. No solo te ayudan a ti personalmente a superar muchos miedos en la cama, sino que, a nivel de pareja, os llevan a límites inimaginables en cuanto al placer.

Entre Nosotras ya no tenemos secretos sexuales. No hay tabúes y nuestras dudas son, rápidamente, solucionadas. Debido, todo ello, a que el sexo se ha llevado a otro nivel. Está tan por las nubes, de hecho, que no nos da miedo confesar cuáles son nuestros juguetitos sexuales preferidos.

Las bolas chinas, los lubricantes para preliminares, la ropa erótica, la lencería, los disfraces, los anillos vibradores, los geles de masaje, estimulantes, geles para baño en pareja… Todo aquello que ayude a impulsar la improvisación en la cama es bien recibido.

Y el hecho de que seas más o menos discreta o más o menos seria no significa que, en tu intimidad, no puedas disfrutar del sexo tanto como posibilidades tenemos. Así que no seas remilgada y únete a la nueva oleada de mujeres poder. Tú también puedes vencer los miedos del sexo. Y juguetes como estos te harán echar a volar la imaginación. Y solo limitarte a gozar del momento.

Imagen: Agua de Coco.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *