¿Los hombres sienten excitación sexual antes que las mujeres?

La respuesta sexual humana ha sido motivo de muchos estudios y al día de hoy sigue siendo objeto de análisis. Una creencia bastante difundida es que los hombres se excitan más rápida e intensamente que las mujeres pero, ¿qué hay de cierto en esto? Tomaremos las explicaciones de dos psicológicas y sexólogas españolas, Marilén Garcerán y Paola Obrador, para tratar de responder ésta, y otras preguntas relacionadas.

En principio, vale destacar que habría cuatro fases en la respuesta sexual: excitación, meseta, orgasmo y resolución. La primera suele aparecer tras haber visto, oído o sentido algo erótico. En este punto se llega, a través de la estimulación erótica, a la mayor tensión sexual psicológica y fisiológica, para luego desencadenar en la meseta.

sexualidad

Tras esta fase, es muy posible que se llegue al orgasmo, que bien podría definirse como «las contracciones rítmicas y espasmódicas de la zona genital que ocurren de forma involuntaria y que pretenden liberar la tensión y vasocongestión» que se fue acumulando en las fases previas. Por último, la fase de la resolución es aquella que suele ocurrir tras el orgasmo y que está acompañada por una sensación de bienestar y relajación.

¿Se excitan ellos antes que ellas?

Cuando hablamos de relaciones heterosexuales, se suele decir que los hombres se excitan más rápido que las mujeres, no obstante, las especialistas sostienen que las posibles diferencias pasan más entre personas que entre sexos.

Lo que sí podría suceder es que esta creencia se haya formado por el hecho de que en ellos la excitación es más visible y evidente que en las mujeres, justamente, a través de la erección.

De todos modos, vale aclarar en este punto que, si bien es cierto que una de las respuestas del organismo masculino en la fase de excitación puede ser la erección, no siempre tiene por qué ser así. Así como puede suceder que alguna vez un hombre pueda tener una erección y no estar excitado – erecciones involuntarias -, también puede suceder lo contrario y que esté excitado aunque esto no se manifiesta aún en una erección.

sexo_punto_g

En el caso de las mujeres, las psicólogas han comentado que sucede algo parecido: se asocia erróneamente excitación con lubricación. Así, aunque la lubricación puede formar parte de la respuesta sexual femenina en la fase de excitación, también puede ser que una mujer lubrique y no esté excitada o viceversa, que esté excitada y no lubrique.

El clítoris, un signo que se desatiende

Las especialistas recordaron asimismo la importancia -muchas veces olvidada- del clítoris en las mujeres: en la fase de excitación, el clítoris, igual que sucede con el pene, se hincha y se tensa, aunque estos cambios son menos evidentes ya que su superficie es significativamente menor.

En resumen, las asociaciones poco acertadas entre excitación, erección y lubricación, así como el hecho de no atender suficientemente a la apariencia del clítoris pueden dar lugar a la errónea creencia de que ellos se excitan más rápidamente que ellas, concluyeron las autoras.

Imágenes: enfemenino.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *