Causas de la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es una problemática a la que se enfrentan algunas parejas y afecta a los dos miembros por igual. Seguramente si estás leyendo este artículo también te encuentres en esta situación. A pesar de los grandes avances de la ciencia todavía no hay una solución definitiva, aunque sí que existen algunos trucos y ejercicios para curarla. Hoy te hablamos de las causas. Pon atención.

La eyaculación precoz puede ser un problema persistente o temporal. Las causas pueden ser médicas – diagnosticadas por un profesional- psicológicas, o transitorias.

Las causas médicas de la eyaculación precoz

 Entre estas causas están las físicas, fisiológicas o médicas. Entre las causas médicas encontramos los problemas vasculares, cardíacos, la diabetes o los problemas hormonales. En la erección la sangre tiene un papel fundamental, cualquiera de estos problemas podría afectar a la circulación sanguínea. Los desequilibrios hormonales, como los problemas de tiroides, pueden afectar a la eyaculación.

eyaculacion_precoz

Las causas psicológicas de la eyaculación precoz

En ocasiones, las causas no son físicas o fisiológicas, sino mentales. Puede que la persona esté pasando por momentos traumáticos o de mucho estrés, le falte autoestima y confianza en sí mismo, tenga depresión, o trastornos de ansiedad. Las causas psicológicas pueden incluir un amplio espectro de problemas o conflictos mentales que afectan a la persona y no le permiten disfrutar, dejarse llevar o disfrutar de las relaciones de forma plena. La presión por satisfacer a la otra persona, las falsas creencias sobre lo considerado ‘viril’ o el deterioro de la relación a menudo genera más estrés y puede convertirse en una causa más de la eyaculación precoz.

Las causas transitorias de la eyaculación precoz

Las causas también pueden ser temporales, muchas veces ligadas a épocas de estrés laboral, angustia, presión por tener un buen desempeño en la cama o por retener el orgasmo para que dure más, o incluso problemas personales.

No desesperéis, este tema tiene solución. Lo ideal es que os relajéis, dejéis atrás las preocupaciones, e intentéis centraros únicamente en el placer. En la mayoría de los casos la eyaculación precoz solo es un síntoma de inhibición mental. Si el problema persiste lo mejor será acudir a un especialista para que nos haga un diagnóstico.

Imágenes: Pinterest

Autor: Redaccion Nosotras

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *