En el dormitorio, cada caricia posee un nombre… ¡y una técnica que debes dominar!

Las zonas sensibles para la atracción y estimulación del enamoramiento, secundariamente, son los labios que generalmente establecen el primer contacto de la pareja, así como los dedos; las primarias son los genitales, en la mujer el clítoris, en donde se alcanza la mayor experiencia de excitación y placer. Pero… ¿no se disfruta acaso más con las caricias? Sigue leyendo y te mostraremos cuánto pueden éstas dar de sí…Es común escuchar de los amantes eso de «caricias interminables» que los dejan en el mayor éxtasis y es porque a través del tacto, la caricia, se desarrollan las hormonas de las caricias: «citosina«, hormona de la adenohipófisis que actúa sobre el sistema inmuno depresor provocando placer y bienestar.

En muchos casos los posibles afrodisíacos tienen mucho más que ver con el momento y situación adecuadas de la pareja y he aquí recordar algo que escuché en una ocasión en un programa de TV:

Un hombre entra en el dormitorio, donde está su mujer, al llegar del trabajo.

Él- Hola mi amor, ¿qué estás haciendo…?

Ella- ¡¿ No ves que estoy poniéndome el pijama, qué piensas que estoy haciendo?!

Qué diferente hubiese sido todo si la situación se hubiese desarrollado así:

Él- Hola mi amor, ¿qué estás haciendo…?

Ella- Estoy empezando a hacerte el amor….

Y bueno, son formas de ver las cosas, nada más… Así que te propongo: ¿Nos metemos en el dormitorio para empezar a hacer el amor…?, ¿A qué esperas? ¿Quieres conocer todos y cada uno de los tipos de caricias existentes? Pues sigue leyendo…


– Deslizamiento: La mano (o las manos) se desliza suavemente por la superficie de la piel del amante o la amante, las caricias son largas, prolongadas y sin interrupciones del contacto. La mano puede quedar siempre plana, o adaptarse a la superficie que recorre. También se puede realizar con el dorso de la mano. Esta es una estupenda caricia para grandes superficies como la espalda o las piernas.

– Amasado:
La mano o las manos amasan el cuerpo de la amante o el amante como un escultor modelando una figura. Se pueden esculpir las piernas y el torso, moldear el pecho, dar forma a los hombros, las nalgas… como si se estuviera trabajando con arcilla. Conviene no olvidar ninguna parte del cuerpo y amasar lentamente, sin aplicar una fuerza excesiva.

– Con un solo dedo: En este tipo de caricia se roza el cuerpo de la amante o el amante con la yema de un solo dedo, y con él se viaja lentamente por toda su geografía. Se dibujan las curvas de la cintura, los surcos del pecho, las finas líneas de los párpados, la boca, las ondulaciones de los muslos. Este tipo de caricia es excitante para muchas personas cuando se realiza en áreas pequeñas y delicadas, como los párpados, la boca, las orejas, la nuca, la garganta…

Escribir en la piel: Usando un solo dedo, como en la caricia anterior, se puede dibujar en la piel del amante o la amante, además de las líneas de su propio cuerpo, figuras geométricas como círculos concéntricos, curvas, estrellas y todo lo que inspire la imaginación. También se pueden escribir palabras y frases en la piel de la pareja y dejarle adivinar lo que se ha escrito. Para jugadores expertos, esta caricia permitirá la comunicación silenciosa en situaciones donde no se quiera usar la palabra.

– La araña: Con toques muy leves, muy suaves, de manera que la pareja sólo sienta el calor de los dedos y su roce apenas presentido, se desplaza la mano por el cuerpo del compañero o compañera como si se tratara de una araña, y las yemas de los dedos fuesen sus patas, que pasean arriba y abajo por los hombros, la espalda, la cabeza, la nuca, las nalgas. Resulta muy agradable para muchas personas, especialmente cuando los toques son realmente leves. Si hay muchas cosquillas, mejor utilizar una caricia con más presión.

– Mordiscos, pellizcos y palmadas: Los mordiscos en la nuca, en el cuello, por la parte en que se une a los hombros, los pellizcos mas o menos suaves, y las palmadas (en las nalgas, en los muslos…) aumentan la excitación en algunas personas. Conviene tener cuidado con la intensidad de estas caricias, pues no son del agrado de todo el mundo, y menos si son realizadas con mucha fuerza.


– El anillo:
En este tipo de caricia se forma un anillo más o menos cerrado con el pulgar y los demás dedos, rodeando con ellos una superficie cilíndrica como los brazos, las piernas, los laterales del torso, etcétera. Luego el «anillo» se desplaza hacia arriba o abajo, hacia la derecha o la izquierda…

Los arañazos: Para muchas personas, los arañazos son muestras de pasión y ternura. Con una presión ligera, se pueden desplazar las uñas de uno o varios dedos, dejando una señal blanquecina en la piel de la pareja. Como en el caso de los mordiscos, pellizcos y palmadas, conviene estar informado o informada previamente sobre los gustos del amante en cuanto a la intensidad de este tipo de caricias. Como curiosidad, señalar que los orientales en la antigüedad gustaban mucho de las caricias con las uñas, y describieron muchas de sus modalidades.

Dibujar en el cuerpo desnudo: es otra posibilidad, para parejas con tiempo y ganas de jugar un rato. Con los dedos (existen pinturas para dedos que no son perjudiciales para la piel), o usando un rotulador (comprobar previamente que se elimina con facilidad) o pincel, se crean formas y se acaricia la piel. En la actualidad, también se comercializan botes de chocolate (con pincel incluido) para dibujar en el cuerpo de la pareja y después «degustar» la obra. Algunas personas usan crema de chocolate, nata o yogurt, lo que es más accesible y barato.

Ver más…

Aprende cómo hacer el masaje en el punto G para ella, en el punto P para él y muchos más

Horóscopo: Cómo enamorar locamente a un hombre según su signo

Top 10 de las escenas más eróticas del cine; fotos y vídeos que hacen subir la temperatura

Autor: Juan Garcia Ruiz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/sexo`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/loa in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367