El trabajo y la pareja: ¿Una relación irreconciliable?

Para algunas personas resulta muy complicado compaginar el trabajo con la pareja. El tiempo es limitado y organizarlo no siempre es fácil, además de agotador. A pesar de la suerte que implica tener una relación y un trabajo, no saber mantener un equilibrio entre una cosa y otra suele conllevar a muchas frustraciones. Por ese motivo, y para aquellos que tengan que hacer malabares con su vida personal y profesional, os damos algunos consejos para poder armonizar vuestro día a día.

En primer lugar, resulta indispensable planificarse un horario, lo más especifico posible. Debes saber cuál es tu franja horaria para cada sector de tu vida. Concreta unas horas para dedicarlas al trabajo y otras para pasarlo en pareja y, sobre todo, cúmplelas. Es importante respetar dicho horario, con el fin de que el trabajo no invada la relación, ni viceversa.

Una vez establecida tu agenda, has estar al cien por cien en cada cosa que hagas. Si estás con tu pareja, no aproveches para hablar del trabajo. De igual modo, concéntrate únicamente en tu trabajo durante tu horario laboral. De esta manera, evitarás mezclar los problemas profesionales con los personales, tratándolos en su lugar correspondiente.

IMG_4054

Para poder cumplir con tu horario, es muy importante organizarse. Para ello, es necesario saber priorizar lo importante – que no siempre coincide con lo urgente -. Trata de delegar tareas en tu trabajo que impidan dedicarte a las que realmente sean significativas. Por otro lado, evita crear montañas de arena en discusiones insignificantes con tu pareja que no os permitan disfrutar de vuestro tiempo.

Aprovecha, en cada momento, para desconectar. Todos hemos tenido un mal día en el trabajo, así pues, aprovechemos los ratos que estemos con nuestra pareja para no pensar en ello. Igualmente, si no estamos pasando un buen momento en nuestra relación, el trabajo es una buena excusa para centrarnos en otros quehaceres y retomar el asunto más tranquilos.

Por último, habrá ocasiones que deberás aceptar tener que dedicar un tiempo extra, sobre todo en el trabajo. Aunque sea algo esporádico, es importante que hables con tu pareja para que lo comprenda. Una buena comunicación es la base de la confianza y el entendimiento en una relación. De hecho, ten en cuenta que siempre puede pasar al revés y seas tú quien debas ceder y devolver esa comprensión.

Imágenes: msgpsicologia/ philipbloom

Autor: Judit Navarro

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *