El sexo casual ¿deprime?

El sexo esporádico, casual, exprés… no siempre resulta tan placentero y gratificante como se dice. Ahora resulta que puede provocar estrés.

Tras meses de soltería y tras la ruptura con tu pareja, todas tus amigas te han animado a salir, conocer, divertirte y dar “una alegría al cuerpo”. Y aunque eres de las que creías que el sexo sin amor no iba contigo, al final, te animas.

Una noche de diversión, un hombre encantador y un encuentro sexual intenso, agradable pero ¿gratificante? Hay varios estudios que ponen de relevancia que el sexo de una sola noche puede tener consecuencias emocionales. Sí, sí, igual el sexo casual no es tan gratificante como nos han hecho creer y puede ser un motivo de estrés.

Según declara el Journal of Sex Research, el sexo casual puede ocasionar estrés e incluso depresión. A estas conclusiones llegó un estudio en el que participaron casi cuatro mil estudiantes universitarios y que puso de manifiesto que el sexo ocasional para el 17% les había provocado ansiedad y para el 15 % aumento de la depresión.

Es curioso un dato que destaca que las personas con tendencia a la ansiedad y depresión tienen tendencia a las relaciones sexuales esporádicas de una noche.

Por tanto, el sexo esporádico no siempre resulta gratificante. Además, según demuestran otras investigaciones y tal como dice el refrán que “lo bueno se hace esperar”, los niveles de satisfacción del sexo son más altos en parejas que han tardado un tiempo a mantener relaciones que aquellas que a la primera de cambio ya tienen sexo.

Está claro, que la excitación y la seducción son fundamentales para que estalle la pasión. Por eso no hay que subestimar ni el cortejo ni los preliminares porque son los que desatan el deseo y hacen que los encuentros sean más gratificantes.

Imagen: Corbis

 

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *