El primer beso

Viernes por la tarde, llegas a casa después de trabajar. Intentas no pensar y mientras te quitas la ropa,  te deshaces de los problemas. Agua caliente y una bañera llena de espuma con olor a rosas de la India. Te sumerges en ese silencio y en esa calma… tu día empieza, lo que realmente importa, comienza ahora.

Empiezas con el ritual; música, mascarilla, crema hidratante, pinta uñas rojo… Te sientas en la cama, frente al armario y mientras se secan las uñas, visualizas todas las opciones que te da tu fondo de armario. Visualizado… Confirmado… Sacudes las manos y te aseguras de que las uñas están secas, hora de subir el volumen.

Te contoneas por el pasillo, no es un baile, es una manera de caminar… especial, tuya…. Empiezas a vestirte despacio mientras tus caderas dibujan la noche que ya se acerca. Sexy, poderosa…

Te mueves despacio, parándote en los espejos, sabiendo que ésta noche es tu noche.

Te maquillas lo justo, que no se note el esfuerzo y el pelo parece de anuncio aunque tú “no te has hecho nada”.

Cierras los ojos, expulsas todo el aire de tus pulmones, te aflojas y respiras profundamente. Te miras en el espejo y confías en tus posibilidades. Llegó la hora, él aparece puntual. Es vuestra primera cita.

No te importa el plan, ni siquiera te has fijado en cómo va vestido pero te sientas a su lado en el coche y mientras él dice algo que tú no escuchas, solo piensas en el momento en que su mano derecha suelte la palanca de cambios y se pose en tu pierna. Como un suspiro… una caricia que te roba un latido del corazón, un susurro de su mano a tus vaqueros.

No importan tus planes ni el juego que llevas planeando desde el Lunes, a partir de ahora tu tiempo se medirá en deseos, suspiros y un primer beso que cuando llega te para el mundo.

Y ya no eres tú, dejas de ser la persona que eras para convertirte en ese beso, que te rodea y te acaricia… te hace fuerte, grande, llena…

No hay una historia en común, solo un pasado de horas que contar con los dedos de una mano, ni siquiera ha habido tiempo para secretos, pero ya sabes que estás perdida.

Y cuando ese beso termina, en la infinidad de los milímetros que separan vuestros labios te das cuenta de que todo acaba y empieza ahí, en vuestro primer beso. En ese beso que jamás se volverá a repetir pero que besarás cada día. Un escalofrío que guardas para las noches de soledad y un sabor que te acompaña cada vez que lames tus labios.  Un beso que es mucho más que un beso.

Imágenes: tumblr.com y Pinterest

Autor: Alaitz As

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/sexo`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/loa in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367