El peso de los celos ¡Basta ya!

Los celos son una de las trabas en cualquier pareja. Llega un  momento que cualquiera de las partes, y es inevitable, se sienten infravaloradas por sus parejas, desatendidas y, de ese sentimiento, nacen los celos.

Y es que solo son una consecuencia de una mala acción o de un mal planteamiento. Pero una vez surgen, es muy difícil paliarlos. Lo cierto es que algo de positivo tienen, pero siempre hasta cierto punto. Y es que los celos nos ayudan a mantener encendida la chispa, preocupándonos de forma egoísta, de que la otra persona no se sienta descuidada por Nosotras.

Pero el peso de unos celos infundados es demasiado fuerte como para soportarlo solo una persona. Y más si los tienes más que demostrados. El problema, suele ser siempre, que no hay comunicación en la pareja como para plantear las cosas a la cara. Ir de frente y ser sincero es uno de los valores primordiales.

Muchas mujeres y muchos hombres utilizan los celos para sí mismos, con el objetivo de que la otra persona les demuestre sus sentimientos de forma involuntaria. Y también se aprovechan para sentir más atracción hacia ellos. Pero lo que no saben es que, cuando en una pareja los celos o las sospechas comienzan, todo puede caer en picado si no se soluciona de la mejor forma posible.

Y esta forma no es otra que la de poner las cosas encima de la mesa. Solucionar las cuestiones. Y, vamos a decirte una cosa, el hombre que sea capaz de engañarte, también es capaz de mentirte. Y viceversa, también en el caso de las mujeres. Así que tampoco confíes tanto en lo que pueda decirte. Sé más viva, más audaz y más espabilada. 

¿Sientes o has sentido celos por alguna de sus amistades? El problema no lo tienes tú, a ti te desemboca. El problema lo tiene él. ¿Cuándo es el momento de decir «basta ya»? Cuando no sean celos constructivos, sino destructivos. Cuando sientes que no puedes más, que no tienes ni ganas de contentarlo, ni de quererlo. Cuando crees que te está tomando el pelo. Es este el momento de echar el freno.

Imagen: Last Night.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *