Ejercita el suelo pélvico: ¡Mejorarás los orgasmos!

 

¿Quieres mejorar tus orgasmos? ¡Ejercita el suelo pélvico!

 

Fortalecer el suelo pélvico trae grandes beneficios para tu salud.

Entre ellos mejora tus orgasmos, ayuda a contener las leves pérdidas de orina después del parto o en la menopausia, mejora la lubricación vaginal y la elasticidad.

Estos músculos son generalmente olvidados, pero existen muchos ejercicios y posturas para mejorarlos.

 

Según estudios realizados, 1 de 4 mujeres padece problemas de incontinencia o prolapsos, que es la caída de los órganos intraabdominales.

Todo esto, debido a la debilidad muscular del suelo pélvico.

 

Muchas causas generan el debilitamiento del mismo, como por ejemplo:

Los embarazos, envejecimiento, cambios hormonales, factores genéticos y, el sobrepeso.

Pero con un entrenamiento diario es posible tonificarlo.

 

 

 

 

 

¿Cómo podemos fortalecer el suelo pélvico?

Ejercitar la contracción de la musculatura del suelo pélvico, sin contraer la de las nalgas o de muslos.

Saber ubicar y reconocer la musculatura del suelo pélvico.

Muchas mujeres no saben dónde se encuentra y qué función tiene.

Se pueden utilizar los famosos ejercicios de kegel y los abdominales hipopresivos.

También, las bolas chinas son ideales para fortalecer la musculatura del suelo pélvico.

 

Ejercicio de Kegel.

Con 5 minutos al día de estos ejercicios serán suficientes para comenzar.

Estos ejercicios nos obligan a centrar nuestra atención en las contracciones que realizaremos de la musculatura.

A medida que los realizamos se adquiere mayor control y resistencia.

Al hacerlo, debemos contraer la musculatura que eleva el ano, no los glúteos, y los músculos que utilizamos para cortar la salida de la orina.

 

 

 

 

Bolas chinas.

Se utilizan colocando un poco de lubricante en la punta de la primera bola.

La introducimos en la vagina en la postura que sea más cómoda y las dos bolas deben quedar detrás del músculo.

Al ponernos de pie la gravedad hará su trabajo, y las bolas tenderán a caer.

Debemos contraer el músculo de forma inconsciente para evitarlo y de esa manera ya estamos «haciendo pesas» con nuestro suelo pélvico.

 

Depende como cuidemos nuestro suelo pélvico podemos mejorar nuestra vida sexual y orgasmos.

Y, además, evitar muchas preocupaciones y malestares.

 

 

 

Imágenes: Consérvate, Pixabay, Platanomelón

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *