Ejercicios Kegel: el suelo pélvico también se entrena

Estamos acostumbrados a hacer ejercicio para fortalecer diversas partes del cuerpo, pero hay algunas con las que directamente no contamos por la sencilla razón de que no sabemos que pueden ejercitarse, como nuestro suelo pélvico.

La vagina es un músculo más del cuerpo femenino que tiene una característica muy importante y diferencial en cuanto a todos los demás ya que tiene el papel protagonista en nuestra vida sexual. Por este motivo, para poder disfrutar al máximo de la sexualidad, debemos entrenar  la vagina para trabajar los músculos y así conseguir un suelo pélvico fortalecido. Tener una vagina fuerte está directamente ligado a tener un mayor disfrute en las relaciones sexuales, te mostramos qué y cómo debes hacerlo.

Los ejercicios Kegel, también llamados ejercicios de contracción, son unos ejercicios que trabajan y fortalecen los músculos pélvicos. Además, la realización de estos entrenamientos también son recomendables para evitar problemas como la incontinencia urinaria -el origen por lo que los ejercicios fueron desarrollados- o incluso para hacer menos dificultoso el parto.

En cuanto al ámbito sexual, son cruciales para aumentar el placer, las mujeres que realizan este tipo de ejercicios afirman tener más placer durante las relaciones sexuales y mayor sensibilidad en su vagina. Te mostramos algunas ideas de ejercicios que puedes hacer sin moverte de casa.

  1. Siéntate en el suelo o en una silla con un balón o una pelota de plástico del tamaño de un balón de fútbol y colócatelo entre las piernas. Debe quedar un espacio de unos 20 centímetros en una pierna y otra, aprieta la pelota unas 25 veces y hazlo durante cuatro semanas.
  2. De pie, relaja los brazos y contrae los glúteos durante tres segundos.
  3. Tumbada boca arriba, con la espalda totalmente tocando el suelo y con las rodillas flexionadas levanta la pelvis apretando los glúteos, aguanta durante tres segundos y repítelo hasta 15 veces.
  4. Siéntate en una silla con las piernas separadas y contrae y relaja los músculos de la vagina con cierta intensidad, como si se tratase de una respiración agitada.

Estos son algunos de los ejercicios que puedes hacer de manera sencilla para fortalecer tus músculos vaginales. Si se hacen con periodicidad notarás una gran mejora en tus relaciones sexuales. Insistimos, es muy importante fortalecer nuestros músculos, ya que si no lo hacemos disminuye el roce de todo lo que se inserte en entre las paredes vagina, y , por lo tanto, una penetración vaginal no sería igual de satisfactoria.

Conócete, entrénate y disfruta de tu sexualidad como no lo habías hecho antes.

Imágenes: U love fitness, Sun Warrior, Centradaenti, Entrenador Personal Online

 

 

 

Autor: Deniz Toren

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *