Dómina Zara: La Reina del Sadomasoquismo en España se descubre en sus memorias

Dómina Zara es conocida como la reina del sadomasoquismo en España. Es además una mujer empresaria que posee su propia Escuela Internado de BDSM y, en 1998 inició su espectáculo Fetish Café, enmarcado durante 5 años en el Festival de Cine Erótico de Barcelona.

La cuna de Dómina Zara se encuentra en un pueblecito del Bajo Aragón del cuya monotonía huyó a los 14 años hacia Fraga, aunque luego acabaría en Barcelona. De ella sabemos también que tiene tres hijos ya mayores de su primer matrimonio adolescente, que no funcionó. A sus 45 años, abuela y al lado de su segundo marido, ha sacado sus memorias, escritas hace 4 años, en las que se conjugan su vida personal con su peculiar trabajo.

Ella ya no vive del sadomasoquismo, sino que tiene otro trabajo, a pesar de que se dedica a él pero de formaHD Seksporno izlePornoSex izlepornohd Pornoporno didáctica. Aprovechando con el lanzamiento de Dómina Zara. Soy un sueño, quiere quitarse la máscara, darse a conocer y repudiar públicamente la moral que la sociedad le impuso en la infancia.

Hasta ahora te has mantenido «oculta» a pesar de tus apariciones con voz distorsionada o con la cara cubierta. ¿A qué se debe este cambio?
A pesar de «ocultarme» he sido reconocida. Gente del barrio me han odio por radio, mi voz es única, o han visto una parte de mis facciones. Pero ha sido gente muy discreta. Ahora he decidido quitarme la máscara. Estoy harta de hacer programas con voz distorsionada y siempre ocultando mi rostro, que no tengo porque ocultarlo. Vivo tranquila conmigo misma, se ha terminado.
A pesar de dar la cara hay algunos datos que sigues manteniendo en el anonimato como el nombre de tu pueblo o tu auténtico nombre…
Simplemente no hace falta dar tantos detalles. Ya saldrán a la luz. Yo no quiero una prensa que me afecte a nivel privado, quiero tranquilidad.

A quién no podrías ocultárselo en su momento sería a la gente de tu alrededor, ¿cómo se tomaron tu nuevo oficio en Barcelona años atrás?
Mi madre lo supo todo desde el principio. Era lo que había. Mi padre se fue enterando por mi madre. Él es muy abierto, ha vivido mucho… a pesar de sus 87 años […] es una persona muy inteligente y lee mucho. Mis hijos siempre han tenido respeto hacia mi trabajo. Ellos se sienten muy orgullosos, actualmente están más contentos que yo. No les importa, lo dicen, soy yo la que les tengo que decir que se corten un poco. En cuanto a amigos, la mayoría los he encontrado en el mundo sadomasoquismo. El sadomasoquismo me lo ha dado todo. Es gente educada, sensible, cariñosa con los que se puede hablar de todo. Han pasado cuatro años desde que escribí el libro y nos seguimos viendo, hacemos a alguna fiesta privada y acudimos a alguna fiesta grande.

Tus comienzos en el mundo del sadomasoquismo fueron casuales, ya que te lo ofrecieron mientras trabajabas en un bingo. ¿Cómo fueron?
Cuando comencé era una niña de 23 años, era una forma de poder sacar a mis hijos adelante sin tener que pasar por la prostitución pura y dura. No tenía otra manera de sacar a mis hijos adelante, no tenía ninguna ayuda. Si hubiera pedido ayuda al ayuntamiento seguramente me hubieran quitado a mis hijos. Jamás pensé que existieran estas tendencias y con los años fui entendiéndolo, aprendí de ello, me hice cómplice de ello y fui valorando todo lo que es el comportamiento humano. La sexualidad es muy amplia y no puedes reducir el sadomasoquismo a una relación de látigo y castigo, a veces no se utiliza ni látigo.

Fue duro…
Imagínate señores que pueden ser mi padre me piden ponerse a cuatro patas delante de mi y que les haga esto y que les haga lo otro. Al principio te extraña, piensas que estas haciendo daño, que estas haciendo mal hasta que vas comprendiendo. Piensa que el pueblo, la iglesia, la moral… me han marcado y no es tan fácil despojarme de ello.

Dices en tu libro que al principio no te gustaba el trabajo y pero que cambiaste de parecer respecto a él y respecto a los esclavos. ¿Este cambio se produjo cuando conociste a tu actual marido en una de tus sesiones?
Fue un poquito antes cuando comencé a valorar a los esclavos. Lo que nunca imaginé es que me enamoraría y me casaría con una de las personas que venía, porque única y exclusivamente me veían como personaje. Yo no me veía siendo Dómina Zara 24 horas al día, yo era persona ante todo.

Esta separación del personaje y la persona se mantiene en la actualidad
Antes me vestía para el papel e «iba de». Ahora el papel lo llevo conmigo, soy yo. La gente que me conoce sabe que no cambio. Puedo hacer una sesión si quisiera así [vestida de calle] porque muchas veces las personas no quieren parafernalia, ni atrezzo ni que te tengas que cambiar. No todo el mundo necesita que te vistas de cuero, de charol, que te pongas zapatos… Hay gente que te quiere natural. Yo meto la mano en el cerebro, no la meto en la bragueta. Mis conocimientos residen en la cabeza y en la experiencia. La psicología me ha enriquecido a través de los años, por eso soy la decana [de la Escuela] y por eso se me respeta y se me valora.

Cuéntanos cuáles eran los pasos para llevar a cabo una sesión de sadomasoquismo
La persona contactaba y decía lo que le gustaría hacer, entonces yo lo aceptaba o no.A partir de los puntos que se pactan formaba la historia para la sesión.
Así que había ciertas prácticas que rechazabas…
Yo no he hecho lo que he visto que no era bueno. Cuando me han preguntado por escatología les he dicho que no lo practico y se lo he desaconsejado. Lo mejor que pueden hacer es dejarlo en la imaginación. Es infeccioso y no hace falta llegar a ello. Hay personas que no tienen escrúpulos y se lo hacen. Yo no quiero acostarme con la conciencia intranquila. El sadomasoquismo tampoco se hace con menores, ni con animales, ni con personas que no tengan la capacidad de decir en un momento no.

¿Puede un esclavo/a llevar a manipular a su amo/a?
Si no eres experta si. Hay muchas amas que se creen que los esclavos son idiotas porque se ponen a cuatro patas.
¿Cuánto suelen tardar estas sesiones?
Yo pienso que para hacer una buena escena como mínimo se necesita una hora. Porque es como llegar a un punto de hipnosis.
¿Un punto de hipnosis?
El estado que buscan es como una especie de hipnosis, no es fácil llevarlos hasta el sitio de ensueño que buscan. No es un relax, hay que realizarles la fantasía que buscan. Es todo un juego mental. Es una escenificación total, todo un ritual. No es coger a un señor, atarlo y pegarle una paliza con el látigo. El tópico el de la puta con el látigo en la mano y el estúpido desgraciado que no vale para nada ya no debería existir. Este es más hombre que nadie, muy inteligente y con mucho valor, ya que por lo menos se atreve a realizar esas fantasías. Pobre de él que las reprima, que luego puede hacer estropicios por ahí.

¿Cómo se comportabas tú, una ama, respecto a tu esclavo?
Yo soy una reconductora de sus fantasías. No se trata de coger un látigo y decir “soy ama”. Has de estar muy entera. Yo siempre digo que hay que beber mucho agua. La persona que te viene a ver, imagina, se bebe antes una cerveza. Tanto si hace calor como frío le puede perjudicar mucho, ya que viene soltando adrenalina de la propia excitación y morbo. Se pone en mis manos… La persona que lleva el juego tiene que estar fresca porque lleva el control. Esto te puede destruir, no es tan fácil. No te puedes poner en manos de cualquier persona que te ate y que te lleve el juego. Como yo quiero un dentista profesional, un psicólogo profesional, una doctora profesional… yo también actúo como profesional.

Comentas en tus memorias que no te podías permitir el «pudor», ¿qué otros sentimientos o puntos débiles debías ocultar a tus esclavos?
Yo no hago sexualmente nada, por lo tanto el pudor… Yo llevo muchos años en esto, soy una actriz, por lo tanto me es fácil [interpretar] porque me gusta. Si yo estado bien he ido a trabajar y si no he estado bien no. A veces me han dicho que yo debo de ir muy tranquila por la vida porque debo dar unas palizas que te descargo con los esclavos… Eso es una tontería, yo no admitiría nunca enseñar a una alumna para que venga a descargar su mal humor.

¿Es el dolor la esencia del sadomasoquismo?
Las personas no vienen a sufrir, vienen a gozar. Dónde está el dolor. Yo soy una reconductora y les ayudo a que ese dolor lo fundan en placer. Lo que para uno es dolor para otro es goce. Cada persona goza de una manera distinta, cada uno es mundo y cada uno tiene una sensibilidad. A lo mejor a uno le gusta que le laman la oreja y a mi me da asco, en cambio me excita más que me besen los pies. Por qué tenemos que seguir unos cánones que nos impone una sociedad. Además todo es consensuado, es gente mayor, que tiene muy claro lo que busca, que puede decirte basta cuando quieran.

¿Qué tipo de personas son las que pasaron por tu Escuela?
Por mi Escuela han pasado de todo, como en los restaurantes y en las peluquerías.

¿Los que estamos fuera de este mundo vemos que hay humillación?
No estáis fuera de este mundo. Cuántas personas al leer el libro o cuando me oyen en charlas, en conferencias o en programas de radio dicen “es que nosotros esto lo practicamos”. Dudo que las personas hagan sólo la postura del misionero y que no haya pasajes de mi libro que no les hayan excitado, y dudo que en momentos privados no tengan fantasías eróticas y morbosas, o lados oscuros. Quien es inteligente tiene imaginación y quien tiene imaginación tiene lados oscuros. Que lo digan o no es una cosa, pero que lo tienen es evidente. Creo que pierde más el que lo reprime, porque va cultivando algo que puede crear una obsesión.

Pero hay humillación…
Hay personas que son castigadas y humilladas por su jefe, su amigo, su hermano a conciencia y es real. Esto es cruel y no el sadomasoquismo, que es un juego pactado. Me sorprende la facilidad con la que emplean el término masoca, porque el masoca está disfrutando. Pero hay personas que humillan al que tienen debajo y lo pisan de verdad y esa persona está sufriendo. El sado es humano pero la sociedad está deshumanizada. Y las mujeres en vez de unirnos nos estamos desuniendo.

A qué te refieres
Una mujer está en un sex shop y es una puta, en cambio si es un hombre lo tratan de empresario. En Gran Hermano sale una mujer dando un beso y ya la están tratando de puta, en cambio sale un hombre mujeriego y es un machote. Las mujeres deberíamos llamar a los programas y bloquear los teléfonos. Salió un hombre por la tele llamando gorda a una mujer que no pesaba más de 65 kilos, ¿porqué no llaman para que echen a ese hombre de la televisión? Y luego se quejan de la anorexia.También se quejan de que existe pedofilia y la televisión la alimenta cuando aparecen niñas cantando canciones de adultos, pintadas como monas y moviendo las caderas.

Lo dices por algo en concreto
Sí. La canción es muy divertida: «Antes muerta que sencilla». Ves a la niña en el balcón y la cámara enfocándola de las caderas para abajo. Están alimentando a los pedófilos. Yo es que me fijo en todo. ¿Dejarías que tu hijo se exhibiera así? Y a sus padres se les cae la baba viendo a sus hijos. ¿Dónde está la perversión?

¿Qué es para ti perversión?
Es todo lo que se sale de lo normal. Pero está la perversidad lúdica y la patológica. La parte patológica es más fácil de encontrar y se esconde tras los escritorios donde se ejerce cierto poder financiero que desencadena el hambre y las guerras, donde la tortura de otro ser humano no es producto de un pacto deseado sino una salvaje persecución de beneficio económico. En cambio, el sadomasoquismo es algo lúdico y pactado.

Te revelas contra la moral que impera en la sociedad, que es la que ha hecho permanecer en la sombra el mundo del sadomasoquismo…
La iglesia no tendría que tener poder. No me meto con la iglesia porque yo por las noches rezo. De niña todo era pecado y luego te das cuenta que los malos son los mayores que te han hecho pensar que todo era pecado. Además fijate en la Semana Santa con los autocastigos. En España somos muy marianos [adoración a la Virgen] y donde más marianos son más torturan a la mujer, esto no se entiende.

En el libro hablas de hipocresía social, pero cómo se entiende que uno de tus esclavos admita sentir rechazo hacia travestis y homosexuales…
Un esclavo que en un momento dado quiere probar la escatología, cómo puede despreciar a los travestis o a los homosexuales, no se concibe. Pues así va el mundo. Es muy fuerte. Y todos somos así. No vemos la paja en nuestro ojo pero la vemos en los demás. Si investigáramos nuestras relaciones no seríamos tan cotillas con las de los demás y tendríamos más respeto hacia los otros. Yo tengo respeto por todo el mundo.

Tus esclavos te hacen sentir como una diosa, como una reina. Si pudieras escoger entre ser humana o divina qué elegirías
Lo humano es lo que hay. Yo no me siento como una diosa, soy una señora normal y corriente que aprovecha las circunstancias. No me siento superior a nadie. Me siento alagada como cualquier señora a la que tratan bien y la respetan. Cuando era pequeña me pensaba que Franco, su mujer y los príncipes no iban al lavabo. Y resulta que van como todos. Me gusta la caballerosidad. Mi marido me enamoró por su caballerosidad. No me gustaría vivir con un eunuco, él es caballero y con carácter.
También es posible mantener en la propia pareja una relación sadomasoquista, no hace falta recurrir a terceros. Pero quizá en nuestra memoria recordamos a la pareja compuesta por Tamy y Juan de la primera edición de la casa de tu vida. Su relación de dominación-sumisión no era un juego sexual íntimo sino que se extendía a todos los ámbitos de su convivencia…Para mi eso es peligrosísimo, pero allá ellos. Eso es un extremo. Anular la identidad de alguien de esa manera es peligrosísimo pero si quieren llegar a lo más bajo allá ellos.

¿Hay una edad para retirarse profesionalmente del sadomasoquismo?
Yo estoy en mi mejor momento si quisiera, lo que pasa que lo que me gusta es enseñar. Soy muy buena relaciones públicas. Lo que me gusta es enseñar, dirigir mi espectáculo y estudiar, prepararme para muchas cosas más porque soy autodidacta.

Como buena autodidacta está estudiando algo, que prefiere reservarse, a la vez que trabaja en algo que tampoco quiere dar a conocer. «Yo no vivo ahora del sadomasoquismo tengo mi trabajo, pago mis impuestos» confiesa. Dómina Zara confiesac que no quiere dejar nunca de tocar con los pies en el suelo: «Quiero seguir llevando mi vida normal, pasear mi perrito… Lo único que he hecho a sido escribir el libro y si no fuera por Antonio Gómez no lo hubiera hecho tan bien». Un libro que para ella ha sido algo más que unas simples páginas: «Es una escuela para todo el mundo, ante todo para mi».

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

3 Comentarios

  1. Maravillosa, ejemplo a seguir.

  2. Simplemente DIOSA! Mi admiracion desde Dominicana.

  3. Solo una puntualizacion como una persona dentro de BDSM español.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/sexo`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/loa in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367