¿Por qué discutes más con tu pareja en verano?

¿Tú idílico verano se ha convertido en un infierno?¿No haces más que discutir con tu pareja? ¿Tus vacaciones están siendo una tortura medieval? Amiga mía, respira hondo y tranquilízate. Es bastante normal que al llegar las vacaciones  la pareja discuta más. Es cuando la pareja está más relajada y supuestamente más distendida, lo que puede sacar a flote problemas que ya había. ¿Por qué peleamos?

La pareja se ve rodeada de un contexto que no es el normal, y debe comenzar a replantearse hechos cotidianos como el horario de despertarse, el lugar elegido para salir, las comidas, el horario para ir a la playa, dónde tomar unas copas, qué hacer con los niños, qué visitar etc.  Adaptarte a la nueva rutina puede generar más tensión en la pareja, y en consecuencia, se generan las discusiones por cualquier tema. Las causas más comunes de discusiones durante las vacaciones son:

1#Organización del viaje 

Es frecuente que al tener gustos diferentes, la pareja no se ponga de acuerdo en los temas principales del viaje:  el tipo de destino que prefieren – playa, montaña -, las fechas de salida, la duración del viaje, y hasta el tipo de alojamiento. Esto hace que ambos discutáis más en verano que en el resto del año por no llegar a un consenso.

2#Los celos

En el verano es común que las mujeres sientan celos cuando ven a su pareja observando a otras mujeres en la playa. No es plato de buen gusto ver cómo tu hombre se le van los ojos detrás de otras. Y por otro lado, ellos pueden montarte una escena de celos y generar una pelea hasta por un mirada de otro hombre. También, compañera de fatigas, las mujeres van más ligeras de ropa y enseñan más el cuerpo, que  sí…  que sí…que la falda cortita te queda estupenda, pero  esto puede provocar conflictos hasta antes de salir de casa. Aunque parezca una tontería es una discusión muy frecuente.

3#La economía 

Uno de los principales motivos de pelea de la pareja en verano, es cuánto gastar, en qué, cómo y dónde. Cuando el gasto es más de lo que pretendíais, es normal que se genere tensión y conflictos que acaban en una pelea. Ahora estarás cruzada de brazos asintiendo con la cabeza pensando que todos somos iguales y que eso ya lo has vivido.

4#Destinos

Supone un riesgo de pelea en los meses de vacaciones  decidir qué visitar, dónde hacer las compras o dónde salir de noche, qué hacer con los niños, dónde comer, que regalos comprar, y sobre todo los imprevistos que suelen salir en cualquier viaje.

5#Los hijos

En vacaciones, los niños no pueden estar todo el día metidos en casa como si fueran caracoles, necesitan distracciones. Dónde llevarles y qué gastar con ellos, puede ser causa de discutir más con la pareja. Date cuenta que es una rutina que tenéis que volver a fabricar. También puede ser que os paséis las vacaciones pendiente de vuestros retoños y descuidéis la vida de pareja.

La decisión de viajar en verano  puede derivar en un conflicto cuando ambas partes no están dispuestas a negociar. Pero si hay comunicación y se cede por ambas partes, seguro que se llega a buen final, y cómo no, a tener unas buenas vacaciones. Compañera de sudores, al mal tiempo buena cara. Emoticono con sombrilla. Deja el donut en la cocina.

Imagen: Google imágenes

 

Autor: Gemma Rivero

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *