Deseo sexual aumenta en verano: ¿Verdad o mito?

Estudios realizados por sexólogos afirman que el deseo sexual SÍ aumenta en verano.

Usar poca ropa o prendas ligeras, liberarse del estrés del trabajo o contar con más tiempo para la pareja son factores que ayudan al incremento del deseo sexual en la temporada de verano.

Algunos sexólogos explican que hay más horas de sol y eso favorece a activar la producción de oxitocina -la hormona del placer-, a través de las células de la piel. La luz estimula la hipófisis que libera la hormona sexual -testosterona-, que mejora la virilidad y las erecciones.

Otros sexólogos argumentan que el hecho de transpirar puede ser un afrodisíaco, es mucho más excitante ver o alguien transpirado que alguien que tenga frío y quiera taparse.

 

 

Factores que intervienen en el aumento del deseo sexual en verano

  • Más horas de luz: En esta temporada se realizan más ejercicios físicos y hay más cantidad de horas de la luz del sol. La serotonina y la endorfina, relacionadas con la sensación de felicidad, se incrementan. Estas hormonas contribuyen en el aumento del deseo sexual.
  • Cuerpos expuestos: Al usar menos cantidad ropa los cuerpos están más expuestos, se ve más piel, se ven más vitales y comienzan a tener otro color.
  • Fantasías sexuales relacionadas con el verano: Existen algunas fantasías relacionadas con mantener relaciones dentro del agua, ya sea en la playa o en la piscina que solo podemos hacer realidad durante los meses de calor. Aunque tengamos en cuenta que cada persona es diferente y los niveles de deseo sexual, ya sea en verano o en invierno, pueden variar.
  • Las vacaciones y el factor mental: Algunas personas tienen vacaciones en este momento y lo toman para relajarse, desconectar de la rutina y reducir los niveles de estrés. Es una época en la que se dedican muchas horas al ocio o, simplemente, estamos relajados en casa. El hecho de sentirnos poco atados a una estricta rutina beneficia a que los encuentros sexuales aumenten.

En definitiva, el verano ayuda a una mayor predisposición a la atracción sexual y a los flechazos. Un momento perfecto para dar rienda a la pasión.

¡Diviértete y disfruta cuanto puedas, pero recuerda respetar los límites de los demás!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *