Descubre el sexo anal y cómo disfrutarlo

¿Tienes prejuicios para practicar el sexo anal con tu hombre?¿Te parece que debe ser muy doloroso?¿Crees que sólo disfrutará tu pareja y te niegas a ello? Amiga mía: Estás muy equivocada, hay razones fisiológicas que hacen que el sexo anal resulte placentero para las mujeres. Los músculos orgásmicos y todas las terminaciones nerviosas que se ponen en juego durante el acto sexual incluyen el ano. Su borde, además, se convierte en una parte súper sensible cuando es bien estimulada. Aunque cueste creerlo, no es necesario que nos introduzcan algo para que podamos vivir sensaciones increíbles: con besos y caricias es suficiente para gozar de manera plena. Si te pica la curiosidad sigue leyendo, te damos unos consejos para obtener el máximo placer.

1# Relájate

Es importante que los dos compartáis el deseo de hacerlo y también encontrar el momento adecuado, si estás estresada déjalo para otro momento, tu cuerpo te lo agradecerá….Y es que solo cuando estás relajada es cuando puedes disfrutar plenamente de esta práctica.

2# Estimularse

Cuanto más excitados estéis los dos, más aumentará la libido y mayores serán las ganas de intentar nuevas experiencias y probar nuevos senderos. Deja que él te estimule el ano lo necesario para que te sientas preparada y te pongas como una moto de carrera. Y tú puedes hacerle lo que más le gusta, veréis estrellas de colores, el sexo anal es muy placentero si lo haces bien y sin prisas.

tumblr_mwxwnvj3ES1sdvjhqo1_500

3# Tácticas

Para tener buen sexo anal, los juegos previos son fundamentales. Las caricias juegan un papel importantísimo y en la lubricación de la zona. Lo ideal es que tu pareja comience la estimulación con besos suaves en la zona y hasta pueden aprovechar algún vibrador que tengáis. Al mismo tiempo, pídele que te acaricie el clítoris de forma continuada, notarás como tu cuerpo se va abriendo y a él le volverás loco. El sexo anal en general les encanta cuando dejan atrás los tabúes.

tumblr_mz17ddUrBd1smy9ueo1_500

4#Preparados

Cuando ambos os sintáis preparados, es el momento de la penetración. Para facilitarla, lo recomendable es usar un buen lubricante.  Afortunadamente, hay muchos productos de este tipo que te pueden ayudar. Pídele a tu compañero que lo haga sin prisa y suavemente, si estás suficientemente excitada y relajada verás que el sexo anal no es lo que pensabas. Si te duele haz que pare y déjalo para otro momento en que tu cuerpo responda de manera positiva. Lo importante es gozar los dos. No te obligues.

POSTURAS

5# Las posturas

Todas las posturas mientras no te duela son factibles: en cuatro patas, parados, de costado e incluso, la clásica del misionero. Lo importante es que estéis cómodos y podáis disfrutar los dos del sexo anal.

Compañera: Deja atrás hostilidades  y únete al sexo anal con tu pareja, si sigues estos consejos harás que los dos veáis fuegos artificiales. Y ya sabes las puertas traseras una vez abiertas pueden ser de lo más complacientes…Emoticono guiño.

Imágenes: Bing.com

Autor: Gemma Rivero

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *