Déjate seducir por el placer de un buen masaje

Llegamos cansadas del trabajo, de estar todo el día en la oficina, de haber hecho mil recados y de no haber tenido ni un sólo minuto libre para Nosotras. Y cuando por fin entramos por la puerta de casa, ¡premio! Nuestro hombre nos está esperando preparado para que nos relajemos junto a él. ¿Qué mejor que un buen masaje?

En este caso eres tú la que lo necesitas, pero en otro momento probablemente sea él. Un masaje puede ser el preliminar perfecto para una noche de pasión y además nos ayudará a fortalecer nuestro cuerpo y nuestra mente, además de fomentar unirnos aún más a nuestra pareja.

¿De qué tipo de masaje estamos hablando? De uno que requiera un aceite especial que nos ayude a crear esa atmósfera única.  ¿Cómo podemos utilizar ese aceite? Podemos empezar por la espalda aplicando unas pequeñas gotas en las palmas de las manos e ir dibujando pequeños círculos desde los hombros hasta la cintura, bajando poco a poco y evitando lesionar la columna vertebral. Esto nos ayudará a formar esa atmósfera completamente íntima, que además se verá aumentada si el aceite es aromático.

Para estas ocasiones especiales, Nosotras recomendamos un aceite en concreto: El aceite de masaje Swatsson, pensado específicamente como complemento de este tipo de juegos, tanto eróticos como relajantes.  El suave aroma del chocolate, el afrodisíaco por excelencia, nos permitirá envolver en un aura sensual y de romanticismo a nuestra pareja, a la vez que convertimos ese momento en único y especial.

Este aceite nos encanta porque puede valernos para múltiples ocasiones y zonas del cuerpo. Por ejemplo, si llegamos un día cansadas del trabajo y no está disponible nuestra pareja para iniciar un juego, podemos aplicarlo Nosotras mismas en los pies cansados y masajear en círculos. ¡Nos vamos a sentir como nuevas!

Para aquellas que penséis que os merecéis ‘mimar’ vuestro cuerpo, con vuestras manos o con las de la pareja, podéis encontrar el producto aquí.

[product id=”” sku=”1410095″]

Imagen: Nosotras

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *