Decálogo del sexo exológico ¡Los manadamientos ecosexuales!

Greenpeace ha lanzado el decálogo con diez puntos claves para disfrutar del sexo a la vez que cuidamos del medio ambiente. ¡Ser verde nunca había sido tan erótico!

Sí, sí, no estáis alucinando, ¡sexo ecológico! Esta propuesta la ha lanzado por Internet Greenpeace México, y os preguntareis ¿qué es y como se hace el sexo ecológico? Es mucho más sencillo de lo que parece, solo se trata de asociar el sexo con el medio ambiente, es decir, intentar que nuestras prácticas sexuales sean respetuosas con el medio ambiente. Por ello, la organización ecologista ha publicado un decálogo del sexo ecológico con diez puntos clave. Una guía verde para cuidar el medioambiente. ¿Estáis preparadas? ¡Pues adelante, a disfrutar del sexo más verde!

  • El primer paso es apagar las luces, y contribuye así a reducir el consumo de energía. Como alternativa romántica, Greenpeace nos propone las velas de cera de abeja y parafina (no las hechas con base de petróleo).
  • Las frutas de la pasión orgánicas y libres de transgénicos. A la hora de consumir alimentos afrodisíacos asegúrate que proviene del comercio ecológico y orgánico. Principalmente estos se encuentran en pequeños comercios.
  • ¿Amor a toda costa? Las ostras y el marisco son alimentos afrodisíacos, pero la sobrepesca para obtener estos y otros alimentos está provocando la destrucción de los océanos. Hay muchas otras maneras de estimular el placer a costa de nada, como por ejemplo la aromaterapia y los masajes a base de productos, aceites y jabones biodegradables.
  • Utiliza los envases usados para colocar los productos que se usan frecuentemente en el dormitorio, condones, lubricantes, aceites… ¡Amor reciclado!

  • El mejor lubricante natural es la lengua, pero en caso de necesitar más, usa ecolubricantes y nunca uses lubricantes hechos a base de petróleo, como de aceite o vaselina.
  • Si usas algún objeto, ropa, accesorio o juguete sexual, procura que esten hechos de substancias naturales y comprueba que no sean de Policloruro de Vinilo, pues genera dioxinas y furanos, algunos de los quimicos más tóxicos.
  • Baño en pareja para ahorrar agua. Además de ser una práctica muy excitante y erótica lavarse el uno al otro, contribuiréis juntos a cuidar el planeta, ya que ahorraréis agua y jabón.
Usa productos aceites de masaje, jabones, lubricantes… orgánicos y biodegradables. Imagen de control
  • ¿Cómo es la cama en la que dormís cada noche? Comprobad que la madera de la cama sea certificada y reconocida por el Consejo de Manejo Forestal (FSC). ¡Cama sostenible!
  • ¡Practica el sexo verde! Para los amantes del «spanking» (cachetes) aseguraros que el objeto sea de también de madera sostenible. Usad aceite orgánico y ropa interior o pijamas orgánicos también, pues el proceso de producción del algodón es uno de los más contaminantes que existen.
  • Y por último, el decálogo de Greenpeace, acaba con una frase directa y contundente. Haz el amor, no la guerra.

Autor: Eva Marco

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *