Datos de interés sobre la masturbación

La masturbación es una práctica de autoestimulación sexual muy frecuente que sirve para el auto conocimiento y para liberar tensiones, entre otras cosas. De hecho, según estadísticas el 95 por ciento de los hombres y el 89 por ciento de las mujeres la practican. Veamos en este artículo más datos de interés sobre la masturbación, algunos de ellos corroborados por la ciencia.

El término “masturbarse” proviene del latín “manus turbare“, que significaría algo así como turbarse o violentarse con la mano. Contra toda posible creencia, se masturbarían con más frecuencia los que mantienen relaciones sexuales con asiduidad que aquellos que no. En los hombres, esto sería resultado del incremento de la testosterona que se libera con el sexo frecuente, lo que lleva a su vez a un mayor deseo sexual.

Por lo general, el orgasmo obtenido en solitario es más potente -salvo excepciones, claro- que el logrado en una relación sexual en pareja. En el caso de las féminas, éste se alcanzaría además en un promedio de solo cuatro minutos, en comparación con la media de 15 o 20 que lleva cuando se está de a dos.

masturbacion1

Es una práctica que, en su medida, propicia el bienestar y la salud en general: la liberación hormonal, sumado a la de tensiones, mejora el estado de ánimo y favorece la relajación. Además, se ha encontrado que ayudaría en la prevención de ciertas enfermedades como de la diabetes tipo 2 y del estrés, gracias a la liberación de endorfinas en el torrente sanguíneo.

También se lo ha vinculado como un ayudante a la hora de superar barreras psicológicas que conduzcan a disfunciones sexuales como la anorgasmia y la pérdida de la libido, al permitir un mejor conocimiento de la propia anatomía y de los puntos de placer.

En las mujeres, el autoerotismo contribuiría asimismo a reducir las molestias menstruales: los dolores se reducirían cuando la mujer se masturba antes y después del sangrado. El onanismo también beneficiaría de cara al primer parto, ya que al fortalecer los músculos pélvicos, procuraría contracciones más eficaces.

En cuanto a los hombres, mejoraría significativamente la movilidad y calidad de los espermatozoides: según un estudio publicado en la revista Fertility and Sterility, si el hombre provoca eyaculaciones más frecuentes se reduciría la proporción de espermatozoides con ADN fragmentando, lo que daría una mayor fertilidad.

Finalmente, y como dato curioso: ¿sabías que algunos animales también se masturban? Uno de estos casos es el de las ardillas terrestres macho de El Cabo que se masturban después de copular con la hembra para reducir el riesgo de contraer enfermedades sexuales, según un estudio publicado en la revista PLoS ONE. Los delfines también se masturban desde la juventud.

Imágenes: culturacolectiva.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *