Coquetear con el jefe, ¿sí o no?

¿Te sientes atraída por tu jefe? ¿Te gustaría tener un simple flirteo llegar más allá? No importan las razones por las que desees coquetear con tu jefe, la realidad es que tienes que reconocer que es una situación arriesgada y que debes ser cuidadosa, ya que se trata de tu jefe. Lo primero que debes hacer es evaluar dónde quieres llegar y los riesgos que podrías tener por flirtear con tu jefe.

Muchas personas coquetean con su jefe por aburrimiento o para escalar profesionalmente, aunque tenemos que reconocer que si alguna de Nosotras lo hacemos es por atracción verdadera y porque sentimos algo especial. Hay que pensar en el porqué quieres coquetear y valorar si valdrá la pena, si esto te conseguirá algunas ventajas, o si pasará todo lo contrario, que te juegues tu puesto de trabajo.

Si empiezas una relación secreta con tu jefe debes establecer límites muy definidos y claros. Piensa en todas las consecuencias, en muchas empresas tener una relación con el jefe está mal vista y hasta prohibida. Un coqueteo puede hacer que pierdas el empleo, y si no le gustas a tu jefe, correrás el riesgo de que te despidan por acoso sexual, así que para flirtear, debes estar muy segura de que le gustas, ya que perderías totalmente tu credibilidad profesional.

sexo_con_jefe

En caso de que hayas decidido seguir con flirteo, debes ser cautelosa, tener mucho cuidado e intenta ser inteligente. Debes saber conquistarlo sin que los demás compañeros lo noten. Empieza a mantener contacto visual, trata de captar su atención, con miradas sutiles sabrás si se da cuenta que te gusta y podrás seguir aumentando la intensidad del coqueteo. Siempre debes sonreír y mostrar tu lado más encantador, algo que no falla es que cuando te hable le prestes mucha atención.

Puedes también saludarlo cada mañana con una sonrisa y con un suave apretón de manos, sin dejar de mirarlo fijamente a los ojos. Si él te corresponde a estas señales, es posible que tengas algunas posibilidad, pero si ves que se torna frío e incómodo, lo mejor es dejar de coquetear. No manifiestes nunca tus sentimientos por escrito, y nunca coquetees cerca de los demás compañeros de trabajo. Si empiezas una relación, tendrás que ser discreta, en caso de que no sea posible, pasa página y no pongas en peligro tu empleo.

Imágenes: lanacion/dailystar

 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *