Conflictos de pareja ¿Aficiones diferentes?

Cuando se empieza una relación y todo es maravilloso, lo normal es que te guste todo de tu pareja. Puede que hayas tenido la suerte de encontrar a alguien que sea afín a ti, que te comprenda, con quien te sientas a gusto y con la que sea fácil pasar la vida, pero ¿qué ocurre si tenéis aficiones diferentes?

Esto al principio puede no ser un problema, ya que en los primeros tiempos lo normal es que los dos cedáis en algunas cosas y aceptéis las cosas del otro, pero a la larga no siempre va a ser así. Lo de tú el mar y yo la montaña acaba creando conflictos, ya que siempre habrá alguno que no estará disfrutando. Aunque seas una persona conformista, no tienes que decir a todo que si.

Por eso es muy importante organizarse bien para tomar decisiones juntos y que ninguno tenga la sensación de salir perdiendo siempre. No es necesario que te levantes a las cinco de la mañana para ir a pescar, ni que le arrastres a él al ballet. Lo mejor es que cuando uno quiera hacer una cosa, el otro haga otra por su lado. Si él se va al fútbol, tú puedes ir de tiendas con tus amigas.

Seguro que hay cosas que os gustan a los dos, y que disfrutáis juntos, pero también podéis probar las aficiones del otro. Quién sabe, quizá coleccionar sellos no sea tan aburrido.

Imagen: Gucci.

Autor: Maria Urzay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *