Complejos masculinos que dificultan el placer

Pobrecitos… Con lo diablitos que parecen. Y después resulta que, detrás de esa faceta de hombres poderosos, todos tienen sus miedos e inseguridades.

Y Nosotras que pensábamos que solo éramos las mujeres las que padecíamos ciertos complejos. Y nos enteramos que también ellos sienten algunos rechazos en la cama, algo que para el sexo no va, digamos, demasiado bien.

El por qué reside en que somos las chicas las que recibimos el problema. Y hoy lo que trataremos es de guiaros por el camino de las inseguridades masculinas. Porque solo vosotras podéis convencerlos de que nada tienen que temer.

Eyaculación precoz
Este es un gran tema. En primer lugar porque si ellos eyaculan rápidamente, Nosotras no disfrutamos. Y en segundo lugar, porque es un mal que sufren muchos hombres.

El tamaño ¿importa?
Las dimensiones condicionan enormemente la calidad del sexo. Si creen o son conscientes de que su pene es pequeño, no lo darán todo en la cama.

Las comparaciones son odiosas
Porque piensan que estamos constantemente comparándolos con los hombres de nuestro pasado. Y ni mucho menos, si estamos con ellos es porque queremos. No comprenden lo masocas que seríamos en el caso contrario. Pero el miedo les llega desde la posibilidad de ser peores en la cama.

No consigo eyacular
No solo existe el problema de la eyaculación precoz. También se ha extendido la nueva corriente de la no eyaculación. El motivo es la presión a la que se ven sometidos. Algo que les afecta mucho más de lo que piensan.

Movimientos insignificantes para ellas
El no poder satisfacernos trae locos a muchos hombres. No son la mayoría claro, pero los movimientos sin sentido son preoupantes para nuestros chicos… Porque la verdad es que quieren vernos gozar de la relación sexual. Aunque solo sea por la muestra de la masculinidad.

Imagen: Calvin Klein.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *