¿Cómo superar el divorcio?

Cuando una pareja rompe, se separa o se divorcia, piensa que es el fin del mundo porque solemos pensar que es triste haber compartido varios años de tu vida con una persona y que todo se acabe. Durante nuestra vida, solemos creer que para llegar a ser feliz lo que tenemos que hacer es casarnos y, en ocasiones, esto no es del todo cierto. Actualmente, cada vez son más las parejas que deciden romper su relación después de un tiempo de malas experiencias.

A menudo no es tan traumática la separación o divorcio. Aunque al ser humano no le guste el cambio y quiere vivir siempre de la misma manera, lo cierto es que los cambios son buenos en la mayoría de ocasiones. Aunque la separación supone una ruptura de la relación, a veces tenemos esperanza y pensamos que se solucionará, sin embargo, pocas parejas suelen dar una segunda oportunidad, además que el dicho dice que las segundas oportunidades no son buenas.

Fases de la separación

En los primeros días antes o después del divorcio definitivo, podrás llorar, estar triste y quizá te sientas culpable. Una vez superada esta primera fase se comienza una segunda etapa en la que la persona empieza a aceptar lo sucedido y poco a poco se va acostumbrando a su nueva situación.

Una vez superada esta etapa, la persona comienza a sentirse mejor y estará preparada para comenzar de nuevo.  Tiene que darse cuenta que inicia una nueva vida en solitario y lo que eso conlleva: cocinar para uno, la economía, el ocio y los amigos.

Finalmente, conoces gente nueva pareja y quizá encuentres una nueva pareja con quien compartir tu vida. No pienses que porque tengas más o menos edad se ha acabado el momento de salir con alguien. Tú debes sentirte bien y si quieres comenzar tu vida con otra persona, es lo único que importa.

Recomendaciones:

  • Aprende de los errores cometidos anteriormente para que no se vuelvan a repetir.
  • Sé positiva y no pienses que saldrá mal.
  • Disfruta cada momento.
  • No dejes que tus emociones queden ancladas en el pasado

Cada vez que experimentamos un cambio dramático nos vemos obligados a partir de cero. Suponen momentos de gran impacto emocional, pero también son oportunidades de emprender otros rumbos que de otra manera jamás habríamos podido explorar. ¡Piensa en positivo!

Imágenes: Pinterest

Autor: Sara Sánchez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *