¿Cómo sobrevivir a una primera cita?

Una de las mejores cosas que podemos tener en la vida es el amor. Enamorarnos y ser correspondidos es una sensación que no puede compararse a ninguna otra. Pero claro, para llegar a enamorarnos de una persona y que esa persona también se enamore de nosotros es necesario que nos conozcamos y vivamos ciertos momentos juntos.

Y por supuesto, ni que decir tiene que uno de los momentos de mayores nervios y tensión que vivimos cada vez que conocemos a alguien es el momento de la primera cita, por lo que muchas personas confiesan tener verdadero terror. Por ello, hoy daremos algunos consejos para poder sobrevivir a esa primera cita.

cita_romantica

Lo primero que tenemos que hacer para sobrevivir a la temida primera cita es ‘ser nosotras mismas’ aunque esto suene a topicazo. Y es que cuando nos esforzamos por ser más simpáticos o más agradable la otra persona puede darse cuenta de que la situación es demasiado forzada. Por ello lo mejor es ser naturales y espontáneos al cien por cien.

Iniciar una buena conversación es clave para el éxito de nuestra primera cita. Podemos empezar hablando con la otra persona sobre nuestros gustos y nuestras aficiones y que la otra persona también nos descubra las suyas, intercambiando anécdotas y momentos que nos ayudarán a saber si esa persona está o no hecha para nosotros. Y es que de estas primeras conversaciones e impresiones se pueden sacar muchas conclusiones.

En cuanto al plan que debemos llevar a cabo en la primera cita, todo dependerá de los gustos de ambos, pero algo que nunca falla es una comida o una cena o tomar algo con la otra persona con el fin de poder entablar conversación y que de esta forma podamos iniciar una nueva relación.

La clave de una primera cita es ir relajadas, y esto se consigue no sintiendo que estás a punto de pasar un examen. La clave es tomártelo como algo natural y no darle más importancia de la que tiene, sin crear expectativas de ningún tipo. Tampoco no hace falta pasar horas arreglándonos para querer impresionar a la otra persona, pues al final lo que cuenta es la personalidad y sobretodo, ¡el rato que paséis juntos!

Imágenes: gq/lanueva

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *