Cómo iniciarte en el fetichismo en el sexo

El sexo es natural, y disfrutar con ello es algo maravilloso, tengamos pareja o no. Por eso, no debemos tener miedo a experimentar con lo que verdaderamente nos hace felices o nos gusta en cuestiones sexuales. Nuestra vida y nuestra intimidad es efectivamente nuestra, y no debe ser juzgada por nadie. Para eso, lo mejor es que se quede en la intimidad de nuestro hogar, o del lugar donde queramos mantener relaciones sexuales. En este caso hablamos de algo muy concreto que es el fetichismo.

El fetichismo consiste en rendir culto, adorar o querer tener relaciones sexuales o imaginar relaciones sexuales en torno a algo o alguien muy concreto. De esta manera, muchas personas tienen fijación sexual con zapatos de tacón, les gustan las esposas, sienten fijación por cierto tipo de lencería… Para disfrutar del sexo con alguien que tenga un fetiche, salvo que tengas problema con este asunto o no te sientas cómodo, simplemente debes dejarte llevar.

Un fetiche con un objeto no significa que tu pareja sexual vaya a dejarte de lado en pro de ese objeto o producto que le gusta, sino que se trata de entrar los dos juntos en ese placer conjunto de la mano de esa filia sexual. Lo más importante es que tengas la mente abierta para ser ese dios o diosa sexual que busca tu pareja en ese momento, ya que compartir un fetiche es un paso muy importante, que por miedo al qué dirán muchas personas no se atreven a compartir en el terreno sexual. Lo más importante es mantener la mente abierta, dejarse llevar y tratar de compartir ese fetiche junto a las clásicas posturas sexuales que más te gusten.

 

Imágenes: Pinterest, CraveOnline

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *