¡Cómo combatir las diferencias de pareja!

No todas las relaciones son perfectas. Y es que entre dos personas es imposible que siempre salgan bien las cosas. ¿A qué nos referimos? Pues que siempre existen diferencias entre tu chico y tú. Y eso es inevitable. El por qué está en que estáis en dos momentos distintos de vuestra vida, que tenéis personalidades distitnas y, sobre todo, que cada uno tiene una visión de la vida.

Claro, es normal que estéis en dos puntos distintos. Te has enamorado de alguien mucho mayor que tú. Y a su lado todo lo ves con otros ojos. Te sientes bien, madura y notas cómo todos los días amanecen de otra forma si él está al otro lado de la cama. No es que te emociones sino que estás viviendo toda una historia de amor.

Pero, detrás de los días de color rosa, también hay días en los que la oscuridad se os come a los dos. Y os planteáis, aunque sin deciros nada, por qué estáis juntos. Y es entonces cuando las diferencias se agrandan todavía más. Al mismo tiempo piensas que podrías estar con chicos muy interesantes y más acordes a tu edad. Pero por alguna extraña razón, no consigues desengancharte de él.

Y aunque estos días son insorportables, las alegrías que él te da y los buenos momentos que te hace pasar, o simplemente el mínimo pensamiento que tienes de él, les ganan la partida. Es más, no puedes imaginar cómo vivías antes de que él apareciese en tu vida. Obviamente tú solo puedes hablar por ti, y no sabes cómo se sentirá él. Porque, aunque al principio parecía no importarle demasiado vuestras diferencias, sientes que poco a poco ha ido cambiando y que ya no es el mismo que al principio.

¿Qué podría hacer en estos casos? Y es que las personas somos tan negativas que conseguimos ver problemas siempre donde no los hay. Tenéis diferencias sí, pero quién dijo que las relaciones tuviesen que ser de una forma en concreto. Vosotros rompéis el molde pero es que así lo habéis decidido desde el comienzo. Si hace seis meses no os importaba, ¿por qué ahora sí?

Ahora mismo te sientes tan extraña que lo notas distante, apaciguado e increíblemente más guapo que nunca. Y es que tiene algo que te acerca a él, aunque hayas sufrido tanto a su lado. No sabemos si estás enamorado, porque eso solo  puedes descubrirlo tú. Todas nos hemos cruzado en la vida con hombres así. Hombres cautivadores que nos han encandilado y nos han transmitido muchas cosas, para después quitárnoslas de golpe.

Pero no porque esa fuese su intención, sino porque al final, los clichés sociales siempre transforman el amor en otro sentimiento. Y este no es suficiente para estar juntos. El cómo combatir todas estas diferencias es de la forma más natural. Siendo tú misma en todo momento e intentando que no te engañe nadie. Recuerda que no puedes fiarte completamente de cualquier hombre que se te ponga por delante. Así como él tampoco puede fiarse de ti. Pero deposítale un mínimo de confianza, aunque sin lanzarte a la piscina.

Toda pareja puede vivir con diferencias. De hecho, todas las relaciones tienen desigualdades. Lo que ocurre es que la que a ti te ha tocado es demasiado intensa y puede con vosotros. Por lo tanto, solo vosotros sabéis cómo solucionarlo. Y si no es posible porque alguna de las dos partes se ve incapaz, tranquila… El futuro está por llegar.

Imagen: 1001consejos.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *