¿Casarse con el Muro de Berlín? Así es la Objetofilia

Hay personas que sienten una profunda admiración hacia los objetos. No solamente los admiran sino que también están enamorados de ellos. Aunque parezca sacado de una película, existe y se llama objetofilia. En estos casos, las personas llegan a mantener hasta relaciones sexuales con determinados objetos.

Las personas que sufren este tipo de obsesión creen que determinados objetos o monumentos tienen una personalidad propia, cuando al fin y al cabo son objetos inanimados ya que no interaccionan, simplemente cumplen un papel pasivo, aunque ellos sienten que sus sentimientos son correspondidos por el objeto. Hay que puntualizar que la objetofilia no excluye de poder vivir otras relaciones con personas, ya que se puede tener admiración por un objeto pero también una pareja.

objetoUno de los casos más famosos de objetofilia se produjo en los años setenta cuando Eija Riitta Berliner Mauer “se casó” con el Muro de Berlín en 1979. Pero quizás el “enlace” que más os suene es el de Erika Eiffel, que contrajo matrimonio con la Torre Eiffel y que ha protagonizado un documental titulado Married to the Eiffel Tower. Antes de casarse con este monumento, estuvo enamorada de Lance, su arco de tiro.

erikaOtros casos sonados son los de Sandy K. que se convirtió en la viuda de las Torres Gemelas o Amy Wolfe que se casó con una montaña rusa, aunque existen decenas de casos más de personas que se han casado con móviles, vehículos, bicicletas, etc.

eiffel
Erika Eiffel es la fundadora de OS International, destinada a todas aquellas personas que mantienen una relación sentimental con objetos inanimados. En ella se habla de esta parafilia para que otras personas que la sufren puedan ponerse en contacto con otra gente y compartir sus vivencias, frustraciones e inquietudes.

Según los expertos la mayoría de personas que sufren este síndrome es debido a experiencias traumáticas que hayan podido vivir a lo largo de su vida y buscan sensaciones evitando que alguien les pueda dañar.

Imágenes: columnazero, vice, sosomagazine

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *