Calentamiento en Marcha: Sexo para dejarle KO

Esta noche vienen sus padres a cenar a casa. Pero antes de que se haga la hora has pensado un juego muy fugaz y muy apasionante, tanto para uno como para otro. Él disfrutará porque le pondrás a cien en cero coma. Y tú gozarás muchísimo al verle tan excitado y entender el gran efecto sexual que causas en él. Descubre cómo conseguirlo. ¿Cuántos encuentros fugaces habéis tenido antes de que sus padres llegasen a casa para cenar con vosotros? Os estábais duchando, y cuando te ha visto desnuda en el reflejo del cristal no ha podido remediarse. Eso sí, que tú quieras en ese momento es otra cosa. Y aunque no  vayas  a complacerle sexualmente… ¿Qué te parecería jugar un poco con él?

Divertido y apasionante. Así es este juego. Y es que el calentamiento sexual es algo que nunca debéis perder como pareja. Porque os ayuda no solo a entrar en tema, sino también a reciclar vuestros encuentros más apasionados.

Hoy quieres ser muy mala con él. Porque sabes que ahora mismo no tenéis tiempo ni de uno rapidito, pero tienes tantas ganas de que esta noche después de cenar te coja por banda y te castigue, que te vas a portar mala con él. Y si te quiere castigar, que te castigue con razón.

Así que al salir de la ducha lo has hecho con ese movimiento tan sensual que haces de soltarte el pelo y le has puesto a cien. Pero no dejes que te toque, así notarás cómo su miembro va en ascenso. Es increíble ver cómo surge efecto enseguida. Y es que, estos hombres no saben relajarse…

Quítate la toalla pero no dejes ni que te roce el trasero. Y camina sin nada hasta la habitación. Allí túmbate y espérale. A los dos segundos le tendrás ya babeando a los pies de la cama. No va a pasar nada, eso te lo aseguramos. Y más que nada porque sus padres os han avisado de que ya están de camino. Pero, unos minutitos más podréis jugar.

Para las parejas este tipo de juegos no son ningún corte, ni dejan a medias. Porque es como una preparación para un después mucho mejor. Lo coges con más ganas. Y con mucha más intensidad. Y es que, además del pase de modelos sin ropa que le has hecho, habías pensado en ponerte esta noche ese vestido que deja tanto a la imaginación… Porque también sabes cómo insinuar sin dejar ver demasiado.

A los hombres esto les pone a cien. Ellos prefieren mil veces imaginar que se lo des todo hecho. ¿Entiendes lo que te queremos decir? La mente masculina es como una descubridora de tesoros. Y no parará hasta encontrar el oro. Para cuando lo encuentre estará más excitado que nunca, sus padres se habrán ido a casa y tanto tú como él podréis pasar una exquisita y ardiente noche.

Imagen: Blanco.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *