Amores de verano ¡Manual de supervivencia!

No hay duda de que el verano es la mejor época del año para ligar y conquistar. Ponle freno a tus miedos y disfruta de un amor de verano.

¿Quién no recuerda esos amores de verano tan intensos de juventud? Éramos valientes, atrevidas, no temíamos al fracaso y eso que éramos muy conscientes que al finalizar el verano terminaría esa relación.

Sin embargo, a medida que hemos ido creciendo y madurando, nos hemos hecho más inseguras. Nuestros fracasos hacen mella y nos limitan a dejarnos llevar, vivir y disfrutar, de una aventura ¿con caducidad?

Si tras años en pareja, este verano vuelves a la soltería, aprovéchate de la temporada estival para conocer y encontrar esa persona con la que disfrutar. Las ganas de divertirte y el sentido del humor serán tus mejores bazas así que deja los miedos en casa y llévate en la maleta una dosis de alegría  y muchas sonrisas.

En verano, cualquier lugar es propicio para conocer gente. La playa, la montaña, los chiringuitos, los festivales, las fiestas… son puntos de encuentro en los que fácilmente, puede dar con tu media naranja.

Deja de pensar que los amores de verano no pueden durar porque a continuación, María Garay es Dating Coach de Meetic revela algunos consejos a tener en cuenta a la hora de iniciar una relación.

¿Cómo afronto la primera cita? ¿Será de fiar? ¿De qué hablaremos? ¿Es solo un rollo de una noche o querrá algo más?… miles de dudas se nos vienen a la cabeza al comenzar una nueva relación. Y de ahí a pedir consejo a nuestras amigas. Una te dice que te lances, la otra que pases, que no te fíes, que es muy majo… al final acabas más confundida que antes y te dices “¿Pero qué hago”?

Ante la incertidumbre que surge al inicio de las relaciones de verano, María Garay afirma que “la seducción es un ritual muy personal y lo que le va bien a unos significa el fracaso estrepitoso para otros… así que lo fundamental es comenzar por tomar conciencia de lo que realmente queremos y vivir la relación con una buena dosis de humor, para que sea más fluida y natural”.

Es importante saber lo que queremos para encontrarlo. Por ello, es bueno que reflexiones y te plantees qué te gustaría que fuera esta relación, esa persona… Este es el primer paso para identificar qué tipo de relación quieres vivir y qué grado de compromiso estás dispuesta a aceptar en esta relación de verano.

“Puede ayudarte elaborar una lista con las características o requisitos que te gustaría que tuviera la persona ideal con la que compartir tu verano y qué esperas de ella”, afirma Garay.

A veces los fracasos amorosos no son culpa de la otra persona. Nuestros miedos, el no saber qué queremos o sencillamente el conformarnos con lo que tenemos son los auténticos responsables de la ruptura. Por ello es importante que este verano, te plantees qué es lo que realmente buscas y seas sincera contigo misma.

 Imagen: Cartas a Julieta

 

 

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *