¿Amor o dependencia?

El amor, en ciertas ocasiones, puede convertirse en necesidad, obsesión o dependencia y esto no es sinónimo de sentir más, al contrario, cuando ocurre, empieza el sufrimiento sin motivo y la relación puede llegar a hacerte más daño que bien. Descubre si tu relación de pareja es sana o si dependes en exceso de ella.

Te animamos a ponerte a prueba. ¿En cuántas de las situaciones que te mostramos a continuación te sientes reflejada?

  1. ¿Te sientes abandonada cuando tu pareja hace planes con sus amigos sin contar contigo? Debes tener en cuenta que existe la vida más allá de la pareja y ¡es estupendo! Tú tienes tus planes, tus amigos y tus hobbies, y él tiene los suyos. Está bien que compartáis muchos momentos pero también tienes que respetar su espacio y dejar que disfrute de él.
  2. ¿Renuncias a planes con tus amigas para quedar con él? Está bien saltarte una cena con las compañeras de trabajo porque justo esa noche tu chico te había prometido ir a cenar para celebrar su ascenso en el trabajo o porque ha salido esa película que los dos esperabais ansiosamente, pero no lo hagas siempre. Tienes amigas, aficiones y obligaciones, no renuncies a ellas. Si las amigas te proponen hacer una escapada de dos días y te apetece un montón, ves aunque sea martes, el día de fiesta de tu chico. Martes al año para disfrutar con él hay muchos y una salida con las amigas puede que no se vuelva a repetir. Además, puede que si dejas de lado a tus amigas cuando tienes pareja, tu teléfono deje de sonar algún día y te encuentres sola. Y lo que es mejor, si no le muestras disponibilidad completa y de vez en cuando haces planes sin él, seguramente tendrá muchas más ganas de estar contigo.
  3. ¿Le llevas la contraria? Eres una mujer con opinión y personalidad así que no la escondas. Él no te dejará porque pienses distinto o os enganchéis en alguna discusión. Saca el carácter y confía más en ti.
  4. ¿Controlas constantemente su última hora de conexión del whatsapp o le hablas sin parar a cada minuto? Es imposible estar en dos sitios a la vez así que disfruta de la playa, de las amigas, céntrate en el trabajo o sigue viendo tu serie favorita y ¡deja el móvil! Seguro que nada de lo que tienes que explicarle es tan urgente que no puede esperar. Cuando quedéis ya se lo contarás. Dale espacio porque puedes llegar a agobiarlo.
  5. ¿Los celos te corroen por dentro cuando le ves hablar con otras chicas? Si está contigo es por algo, no dudes tanto de él. Y deja de ver a las chicas con las que se relaciona como rivales que quieren robártelo o que están locamente enamoradas de él. Aquí la única que está locamente insegura eres tú.

No es difícil confundir el amor con la necesidad pero si te ves reflejada en más de la mitad de situaciones que te hemos expuesto, deberías intentar cambiar tu forma de afrontar las relaciones porque sufrirás mucho y, además, puedes llegar a ahogar a tu pareja.

 

Imagen: película «Quiéreme si te atreves»

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. chekalo por fis

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *