Posturas sexuales que pueden dañarnos físicamente ¿Las conoces?

 

Aunque es cierto que experimentar sexualmente es saludable para no caer en la rutina, es importante tener en cuenta que algunas posturas sexuales pueden llegar a lastimarnos físicamente.

Quizá alguna vez has sentido dolor de espalda, calambres, tirones o dolor genital al intentar poner en práctica algunas posturas que requieren más preparación física de la que se suele tener.

 

Posturas sexuales físicamente exigentes

  • La mujer encima del hombre: Todo el peso del cuerpo femenino descansa sobre el miembro masculino, lo que puede producir su aplastamiento o alguna fractura. Puede suceder lo mismo si se practica al contrario y es el hombre quien se coloca encima de la mujer.
  • El misionero: Cuando la mujer se encuentra bajo su pareja, puede llegar a sentir dolor en su espalda y cadera. Esta dolencia puede acarrear problemas musculares y/ óseos. Esto es debido al hecho de que esta clase de movimientos se centrar en la zona baja de la espalda, donde se encuentra la pelvis y las lumbares.
  • Cuando las rodillas están cerca del pecho: En esta posición las mujeres pueden llegar a sentir dolor en el momento de la penetración.
  • Puente: En esta posición el hombre arquea la espalda formando un puente y, si no tiene la flexibilidad necesaria en su cuerpo, es muy fácil que aumente la presión en los discos vertebrales y pueda llegar a sufrir una hernia lumbar.
  • Posiciones de equilibrio: Algunas que se practican parados o con las piernas flexionadas, requieren fuerza en los brazos y mantener el equilibrio. Si no se practica de manera correcta puede provocar dolor en las cervicales.
  • Posiciones sencillas: Aunque requieran poco esfuerzo pueden generar dolor en los cuádriceps y en las rodillas si la persona no practica un mínimo de ejercicio diario.

 

¡Importante!

  • Hay que recordar que a la hora de seleccionar una postura u otra debemos pensar en términos de comodidad y efectividad.
  • Tener una mejor vida sexual no significa practicar todas las posiciones del kamasutra olvidando sus posibles riesgos.
  • Lo ideal es practicar todas las posturas mientras se puedan disfrutar, de ninguna manera sentir dolor.
  • Es importante tener  conciencia corporal y practicar un mínimo de ejercicio diario para no salir lastimado de ninguna situación.

Estos consejos no significan que debas volverte aburrido y rutinario. Sino, disfrutar del sexo al máximo, cuidarse y elegir posturas sexuales acorde a vuestras limitaciones.

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *