Beso de Singapur ¿Cómo se practica?

“El beso de Singapur” es una antigua técnica sexual que logra provocar orgasmos muy intensos gracias a la estimulación del pene con la vagina.

Es conocida por el término árabe kavazza o pompoir en francés. Consiste en succionar el pene, pero con la vagina que puede ofrecer presiones como lo harían la boca y los labios.

Ejercitar los músculos para realizar el “Beso de Singapur”

Para realizar la práctica debemos referirnos a los ejercicios de kegel, y para practicarlos debemos contraer la musculatura interna de la vulva como si estuviéramos intentando cortar el pis.

Para llevarlo a la práctica debes contraer la musculatura que utilizas al orinar y la de las paredes vaginales. Vas a notar la diferencia a medida que prácticas y sentirás como van tomando resistencia  y tonicidad esos músculos. Algunas mujeres utilizan las llamadas “bolas chinas” para fortalecerlos y que se vuelvan más flexibles. La práctica debe ser: contraer, retener y soltar. Cuando domines la técnica puedes practicar el famoso “Beso de Singapur”.

 

 

¿Cómo se realiza la técnica?

El hombre debe estar acostado y la mujer se sienta encima de él. Cuando el hombre la penetra, ésta debe mantener la cadera quieta unos segundos y concentrarse en mover el músculo pubocoxígeo. El movimiento debe ser lento y rítmico, apretando y soltando el órgano sexual masculino varias veces.

Beneficios de realizar esta práctica

  • A diferencia de otras técnicas e incluso del sexo oral, este método milenario permite tanto el hombre como la mujer disfrutar de un orgasmo mucho más intenso y duradero.
  • Es beneficioso para los hombres con eyaculación precoz o disfunción eréctil, ya que pueden disfrutar el sexo de una forma más intensa.
  • Los movimientos de contracción de la pelvis son buenos para las mujeres ya que producen mayor elasticidad vaginal.
  • Beneficia en tener relaciones sexuales más placenteras y menores riesgos de padecer incontinencia urinaria.
  • Los ejercicios sirven para reforzar el suelo pélvico que beneficia mucho al momento del parto.
  • Fortalece nuestros órganos internos evitando complicaciones que pudieran aparecer por el paso de los años o por la falta de tonicidad y falta de ejercicio.

¡Recuerda! El “Beso de Singapur” una técnica donde el placer es mayor para ambos. El hombre notará sensaciones placenteras en el glande más intensas que lo habitual y alcanzará el clímax de manera más potente. En la mujer, facilitará la lubricación alcanzando el orgasmo más fácilmente. Aumentará r el placer al activarse la zona más sensible de su vagina. 

¿Te atreves a experimentar con esta nueva técnica?

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *