Cómo vivir una vida plena gracias al coaching emocional

El coaching emocional te puede ayudar a ser aún más feliz. 

Seguro que muchas veces te has preguntado si eres feliz.

 

Has hecho balance de lo bueno y lo malo y has tratado de equilibrarlo para ver qué te falta, qué echas de menos y con qué partes de tu vida estás más contenta.

Es posible que algunas temporadas, a pesar de que no cambien las circunstancias, te encuentres más cómoda con el entorno y lo que ocurre a tu alrededor.

Pero en otras notas que te falta algo, sin saber bien qué es. Quizá notes un vacío que no logras explicarte.

 

 

 

 

No es una situación anómala.

Le ocurre a muchas personas, que, por un lado, se sienten seguras en su zona de confort, en la que encuentran satisfacción, pero, por el otro, necesitan una vida más plena.

No es que no sean felices, sino que no son lo suficientemente felices.

Podrían serlo mucho más si aprendieran a manejar su propia vida gracias a las herramientas que les ofrece el coaching emocional.

 

 

Lo primero es hacerse las preguntas correctas, saber qué necesitamos, qué es para nosotros exprimir al máximo la vida.

Además, para hacerse con las riendas, desde Origen, os dejamos los siguientes consejos:

 

Sal de tu zona de confort

Supone un gran esfuerzo para la mayoría de las personas, pero es un requisito imprescindible.

Es preciso evitar el exceso de automatización, es decir, intenta hacer cosas nuevas que requieran movimiento por tu parte para conseguirlas.

Fuera de esta zona de confort es dónde te pasarán cosas interesantes, conocerás gente , llegarán novedades a tu vida  y te sentirás más autorealizada.

 

 

Deja de poner excusas.

Basta ya de pensar que no estás capacitado para realizar los proyectos que tienes en mente. Ponte manos a la obra.

Quejarte sobre lo malo que te pasa, por lo que no tienes, o por lo que no puedes conseguir solo hará que te retrases y te alejes de tus objetivos.

Es como rendirse antes de empezar, piénsalo, ¿crees que tiene sentido?

 

 

 

 

Cree en ti misma

La confianza en uno mismo y la buena actitud son las claves para crecer como persona.

Si empiezas a confiar en ti, lograrás todas esas cosas que llevas soñando toda tu vida.

A lo mejor encuentras un trabajo que te motiva, al amor de tu vida, a un amigo del alma o cualquier cosa que pueda hacerte feliz.

 

 

Acepta tus fracasos

Si a pesar de tu cambio de tu actitud, las cosas van mal, no tires la toalla.

El entorno cuenta, a veces no es culpa tuya y el éxito nos siempre está garantizado.

De la derrota, además, se aprende. Vuelve a intentarlo.

 

 

El coaching emocional es una herramienta a tu disposición.

Investiga, infórmate y sírvete de ella.

 

La búsqueda de la felicidad es un camino que siempre acaba de comenzar.

 

Pilar Conde, psicóloga.

 

 

Imágenes: Clínicas Origen, Pixabay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *