¿Vientre hinchado? ¡Cómo dejar de sentirte llena!

Es uno de nuestros peores enemigos al sentarnos a la mesa. La sensación de tener el vientre hinchado puede resultar tan desagradable que en muchas ocasiones nos provoca dolor y nauseas. Para olvidarte de una vez por todas de esta incómoda sensación, a continuación te descubrimos algunos trucos efectivos que puedes poner en práctica.

Muy diversas causas son las que pueden provocar la hinchazón o la distensión abdominal. Para prevenirla, existen algunos hábitos sencillos que puedes seguir.

Alimentos

Existen determinados alimentos que pueden perjudicar a nuestro estómago, provocando acidez, flatulencias o incómodas molestias. Esto ocurre cuando se excede el consumo de fritos o comidas demasiado grasas, hortalizas como el tomate, la cebolla cruda o verduras como la coliflor. Eso sí, evita las bebidas gaseosas.

Para facilitar tus digestiones es necesario que distribuyas la toma de alimentos en cinco turnos. Aunque es algo que los nutricionistas se cansan de repetir para facilitar la pérdida de peso, con el estómago ocurre lo mismo. Metabolizarás mejor las comidas y disminuirás las ingestas abundantes.

Come despacio

El ritmo en el que comemos es un factor muy importante. Comer despacio es fundamental para tener una buena digestión. Las comidas principales del día no pueden tener una duración inferior a la media hora y es aconsejable hacer un pequeño descanso entre plato y plato. Empieza por masticar los alimentos muy bien: los nutricionistas aconsejan tragar cuando el bocado esté  totalmente desmenuzado. Si te cuesta trabajo conseguirlo, prueba a contar 30 antes de tragar. ¡Funciona!

Retención de líquidos

Uno de los principales factores que causas la hinchazón es la temida retención de líquidos. Una de los motivos más comunes que la provocan es el exceso en el consumo de sal, salsas y comidas rápidas. Para ayudarte a eliminar líquido sustitúyelo por verduras y frutas, como las espinacas o el plátano, rico en potasio.

Cuidado con la fibra

Todos sabemos que la fibra es uno de nuestros mejores aliados en cualquier dieta. Sin embargo, debes tener en cuenta que la de tipo insoluble favorece las bacterias intestinales que producen las flatulencias. Evítalos con sencillos trucos:

  • A la hora de ingerir las legumbres y verduras, apuesta por convertirlas en purés. ¡Mucho más digestivas!
  • Favorece tu flora intestinal con alimentos que te ayuden a reducir la aparición de gases, como los yogures. Toma dos al día. ¡Lo notarás!

Infusiones que funcionan

  • Boldo: esta infusión te ayudará a relajar tu estómago. Ideal antes de las comidas pesadas.
  • Manzanilla: por todos conocida, esta infusión te ayudará a eliminar las molestias digestivas y, al mismo tiempo, compensará tus necesidades de líquido.
  • Menta: es la más apropiada cuando te has pasado con las comidas. Favorecerá la expulsión de los gases. Si no te gusta su sabor, prueba a mezclarla con manzanilla. ¡Más efectiva
Imagen: Women’Secret

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *