¿Vejiga hiperactiva qué es? Causas y tratamientos

 

¿Qué es la vejiga hiperactiva y cómo tratarla?

 

La vejiga hiperactiva es un síndrome que se define por una necesidad urgente y repentina de orinar.

Los episodios son muy frecuentes entre 10 a 60 minutos, de un deseo impostergable que interrumpen toda actividad y pueden llegar a producir incontinencia de orina.

Generalmente sucede durante la noche que hay que despertarse varias veces para orinar. Pueden darse otros síntomas secundarios como dolor de cabeza, boca seca o visión borrosa entre otros.

 

Es un trastorno que afecta a muchos millones de personas pero la mayoría no procuran tratamiento porque les da vergüenza o porque desconocen las opciones. Afecta tanto a mujeres como a varones. Existen terapias para tratar estos síntomas.

 

Causas de la vejiga hiperactiva

Según los expertos las causas no están claramente definidas, pero se sabe que afecta tanto a hombres como a mujeres y que es más frecuente a partir de los 50 años.

En primera instancia hay que descartar la infección urinaria con un simple examen de orina, y luego se realiza un diario miccional de 24 horas que es el registro de las micciones y los volúmenes orinados en un día.

El examen es para evaluar el comportamiento de la vejiga y su músculo durante el ciclo miccional.

 

 

Tratamiento y prevención de la vejiga hiperactiva

Prevención

El estilo de vida saludable puede reducir el riesgo de padecer este trastorno y además:

  • Mantén un peso saludable
  • Realiza actividad física de manera regular
  • Reduce el consumo de cafeína y alcohol
  • Controla enfermedades crónicas como la diabetes, que pueden contribuir a los síntomas de vejiga hiperactiva.
  • Fortalece los músculos del suelo pélvico con ejercicios de Kegel. Flexiona y contrae los músculos, mantén la contracción durante 2 segundos y relaja los músculos durante 3 segundos. Realiza 3 series de 10 repeticiones por día.
  • Lleva una dieta sana y equilibrada e hidrátate correctamente.

 

 

Tratamientos

Si los síntomas provocan angustia o afectan tu vida, habla con el médico para que te recomiende tratamientos personalizados que puedan ayudarte.

Suelen comenzar con estrategias de conducta como cronogramas para beber líquidos, horarios para orinar, y técnicas de contención de la vejiga mediante el suelo pélvico.

También el médico te puede recetar medicamentos que se encargan de inhibir la contracción del músculo de la vejiga.

 

En la actualidad se dispone de un nuevo fármaco, que actúa causando la relajación de los músculos de la vejiga lo que induce un incremento de su capacidad y un mejor control de la micción.

Si sientes que algo no funciona de manera correcta, no dudes en consultar con tu médico, él puede ayudarte.

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest 

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *