Varices: Consejos para prevenirlas

Seguramente si te preguntamos acerca del peor enemigo del cuerpo de las mujeres pienses en la celulitis. La verdad que este problema estético supone un gran complejo para muchas de nosotras, aunque probablemente sean mucho más problemáticas las varices.

Vamos a centrarnos en las varices que afectan a las piernas. Una enfermedad que afecta a una de cada 10 mujeres, sobre todo por efecto de los embarazos y las hormonas. Éstas no solo provocan un grave problema estético, si no también un problema de salud.

¿Cuáles son las causas principales de esta enfermedad?
Las varices aparecen por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón y sus causas principales son diversas: la cuestión hereditaria; la obesidad; el sedentarismo debido a que provoca un mayor estancamiento de sangre y una mayor sobrecarga valvular ; pasar largas horas de pie en el trabajo; los anticonceptivos, ya que provocan retención de líquidos y también favorecen, de forma específica, el fallo de las válvulas de las venas reticulares.

¿Qué clases de varices existen?
Debes saber que hay diversos tipos de varices. Las más leves y que suelen padecer gente joven son las varices telangiectásicas, también conocidas como microvarices, arañas vasculares, varicosidades o varículas . Son varices sin volumen, finas.

También estan las varices reticulares. Son de tamaño mediano comienzan a representar un problema de salud, porque pueden producir flebitis en la superficie de la piel, que por otro lado es muy dolorosa.

Finalmente estan las varices tronculares, más gruesas y grandes. Éstas representan un grave riesgo para la persona que las padece, y deben ser tratadas de forma obligatoria debido a las consecuencias que pueden comportar. Estas complicaciones pueden ir desde una flebitis superficial, hasta una tromboflebitis profunda.

¿Qué consecuencias tienen las varices?
Las mujeres que sufren esta enfermedad poseen serios problemas de salud, además del gran complejo estético que supone tener esas venas tan marcadas. Así, las consecuencias más comunes de tener varices son la pesadez de piernas y cansancio, calambres, picores y fuertes dolores.

¿Cómo prevenirlas?
Para conseguir eliminar las varices podemos recurrir a diferentes tratamientos médicos, aunque tú también debes aplicarte en tu día a día.

Es importante que si somos propensas a tener una mala circulación de la sangre, si ya tenemos varices o si trabajamos en un lugar que nos implica pasar muchas horas de pie intentemos seguir estos consejos prácticos y útiles:

1. No cruzar las piernas al sentarse.
2. Beber mucha agua.
3. Aplicar agua fría en las piernas, de los tobillos hacia arriba, al finalizar la ducha.
4. No llevar pantalones demasiado ajustados.
5. No aplicar calor a nuestras piernas (calefactores, radiadores…). Incluso evitar pasar muchas horas tomando el sol.
6. Los anticonceptivos orales no se recomiendan.
7. Utilizas medias ajustadas, disponibles en farmacias o tiendas de la salud para prevenir las varices.
8. Eleva los pies, tanto si estas sentado como si estás estirado en la cama, con la ayuda de un taburete o cojín.
9. Haz ejercicios regularmente como correr, montar en bici, etc.
10. Optar por tacones bajos.
11. Evitar estar sentado durante largos ratos.
12. Manten un peso saludable.

Autor: Lucia Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *