Trucos para reducir la celulitis, ¡Disminuye la piel de naranja!

Entre un 85% y el 98% de las mujeres presentan algún grado de celulitis, es decir, una acumulación de agua, grasa y toxinas presente sobretodo en los muslos, nalgas y caderas, rodillas y vientre. Vaya, que son muy pocas las que se escapan hoy en día de la famosa piel de naranja.

No es maligna ni síntoma de ninguna enfermedad, pero por razones estéticas la celulitis es algo que nos molesta a muchas mujeres. Por el momento, y aunque las industrias farmacéuticas digan lo contrario, no existe suplemento que haya probado su eficacia a la hora de hacerla desaparecer, aunque esto no significa que nosotras no podamos hacer nada al respeto.

Las causas de su aparición en nuestro cuerpo pueden venir dadas por varios motivos. Ya bien sea por causas genéticas u hormonales, la verdad es que también influye muchísimo nuestro estilo y ritmo de vida. Mantener una rutina más bien sedentaria y una mala alimentación provocará una alteración de la circulación de la capa grasa, con lo que el tejido graso aumentará y las paredes laterales se engrosarán formando los tan típicos hoyuelos en nuestra piel.

Una dieta adecuada y la práctica de ejercicio nos ayudarán a evitar la retención de líquidos y de grasa. Con esto no nos referimos a dejar de comer ni castigarnos a pasar hambre, ¡al contrario!, se trata de ingerir alimentos saludables que nos aporten muchos nutrientes pero pocas grasas.

Lo ideal para depurar nuestro cuerpo es beber de un litro y medio a dos litros de agua al día. Evitar las bebidas con gases y disminuir el consumo de estimulantes como el café, el te y otras bebidas con cafeína nos ayudará a disminuir la piel de naranja.

Consigue unas piernas firmes y bonitas, ¡reduce ya tu celulitis!. Imagen de sxc

Para no picar entre horas se recomienda hacer tres comidas y dos tentempiés al día. Los alimentos al vapor, al horno o a la plancha son preferibles a los fritos. Es aconsejable tomar a menudo cereales integrales; verduras como el pepino, el maíz, zanahorias, guisantes, espinacas, y berros; legumbres; frutas como la piña, las uvas y la sandía; el miso; los frutos secos; las algas; y las semillas de calabaza.

Por el contrario es necesario moderar el consumo de azúcares y bollería, productos lácteos, salsas, carnes rojas, alcohol, conservas, precocinados y la cantidad de sal. Atención, reducir no equivale a eliminar, es decir, no intentes cambiar radicalmente tu dieta porqué solo conseguirás dejarla en poco tiempo. Además, los frecuentes cambios de peso provocan que aparezca aún más la celulitis.

Llevar un ritmo de vida más tranquilo y relajado también nos ayudará a la hora de perder peso y, por lo tanto, reducir la piel de naranja. Aunque te pueda parecer una tontería, nuestro cuerpo nota diariamente si hemos descansado bien o si estamos nerviosos. Si nuestro organismo detecta que estamos en estado de alarma, ansiosos o estresados, reservará alimentos en forma de grasa para evitar una «posible falta», lo que provocará una retención innecesaria.

Practicar ejercicio físico será otra clave indispensable para dar solución a este problema tan popular. Las actividades cardiovasculares y los ejercicios que se centran en tonificar las zonas donde se nos acumula más grasa ayudarán a que reduzcamos esa piel de naranja que tanto nos molesta.

Autor: Laura Casals

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Me han hablado muy bien de las cápsulas Acelulin Plus, de Klepsanic y comercializadas por marbarcare.com para reducir grasas y en concreto la celulitis

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *