Trucos para perder peso ¡Se notarán en la báscula!

Está claro que todas queremos lucir siempre bellas y fantásticas, pero para algunas mujeres una dieta estricta representa demasiados sacrificios, por eso en Nosotras te damos algunos consejos claves para que pierdas unos cuantos kilos sin notarlo

Quizá los has escuchado una y mil veces: no hagas esto, mejor haz esto, sustituye éste alimento por el otro… En fin, que sugerencias hay muchas, pero aunque te parezca un poco aburrido, existen porque realmente funcionan y, con el paso del tiempo, esos pequeños cambios se revelan en la báscula, por eso te damos algunas sugerencias claves.

Un truco que siempre funcionará es controlar el consumo de dulces, sustituyendo el azúcar normal por sacarosa, comprar productos sin azúcar añadido o sustituir el chocolate con leche por chocolate con 70% o más de cacao. Esto liquidará un montón de calorías innecesarias de nuestra dieta sin sacrificar demasiado el sabor.

Seguro que también has oído mil veces aquello de “atención con las frituras“. Pues en vez de oírlo, aplícalo. Piensa bien: preparar un pollo frito requiere de mucho más tiempo y trabajo que una porción realizada a la plancha o al horno, y el sabor no tiene por qué verse afectado de ninguna manera, pues hay aderezos como el aceite de oliva, el limón o las salsas bajas en grasas que lo hacen todo más sabroso.

Lo que nos lleva al próximo punto. Incluye en tu dieta productos bajos en grasa y controla de manera efectiva el consumo de alimentos que sabes que te aportan una cantidad de lípidos que no necesitas. Y si llegas al final del día muerta del hambre y tus cenas se caracterizan por ser cuantiosas, pues come mejor y más veces al día. Realizar un desayuno, el almuerzo y la cena más dos meriendas saludables es lo ideal y realmente cambiará tu forma de alimentarte.

Esfuérzate también a superar tu aversión al gimnasio, pero si no lo consigues o si verdaderamente no cuentas con el tiempo, intenta activar más tu vida: sube por las escaleras en vez de ir en ascensor, bájate del bus o el metro una o dos paradas antes de tu destino y camina, toma la bicicleta de vez en cuando y, si tienes hijos que adoran jugar fuera, únete a ellos de vez en cuando y ejercítate a su lado.

Excusas hay muchas, pero el poder de cambiar tu vida y llevar una rutina más saludable está en ti. Por eso ¿qué esperas para hacerlo?

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *