¿A qué se deben los trastornos mentales en la infancia y la adolescencia?

La etapa de la infancia y la adolescencia es muy dura para los niños, ya que experimentan muchos cambios, conocen gente nueva, comienzan a socializarse, experimentan los primeros problemas con los niños, los padres les castigan…Y los nervios están a flor de piel. Un estudio de la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y el Adolescente ha revelado que 1 de cada 10 niños sufre depresión en esta etapa. Te contamos el porqué de los trastornos mentales en niños y adolescentes.

Durante la etapa infantil, los casos entre depresión en niños y niñas es muy similar, mientras que en la etapa adolescente, el número de personas que sufren depresión se duplica en el caso de las chicas. Las causas de la depresión en estas etapas son diversas, destacando el estrés, el comienzo de consumo de sustancias – como el alcohol y las drogas – y los conflictos con la familia por su comportamiento. Además, la ansiedad y el estrés de las familias por motivo de la crisis y la presión laboral también repercute directamente en los hijos. En la adolescencia, los primeros contactos de carácter sexual y el interés creciente por el otro sexo también pueden ser un motivo de trastornos mentales. 

trastornos_mentalesLos síntomas que sufre el niño o el adolescente cuando padece depresión son:  irritabilidad,  tristeza persistente, aislamiento, cambio de rutinas y gustos, trastornos del sueño o el apetito…si tu hijo tiene alguno de estos síntomas se recomienda que lo lleves a un especialista lo antes posible. El 70 y el 80% de los problemas de salud mental empiezan antes de los 21 años. Un 20% de los niños puede necesitar, en algún momento, asistir a una consulta, a pesar de no padecer ningún trastorno.

trastornos_mentalesLa técnica más recomendada es la psicoterapéutica, mediante las técnicas cognitivo-conductual o intrapersonal que doten de herramientas al adolescente para “confrontar los problemas emocionales”, y la farmacológica, en casos concretos. Se recomienda no sólo tratar la depresión una vez detectada, sino que debería haber más campañas preventivas para evitar estos problemas tan serios en los niños. 

Imágenes: she knows, fast company

Autor: Sara Sánchez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *