Trastornos alimentarios: Consejos del especialista

La excesiva preocupación por la estética delgada y por la imagen que está presente en las sociedades occidentales tiene como consecuencia el desarrollo de trastornos alimentarios en muchas adolescentes de este país.

Un trastorno alimentario es cuando se produce un desajuste en el mecanismo de la ingesta, asimilación, eliminación de los alimentos, de sus calorías y la autoimagen que ponen en peligro el equilibrio de la persona tanto a nivel físico, mental como social. 

Los tipos de trastornos alimentarios más habituales son los siguientes:

  • Obesidad primaria: Puede derivar en trastornos metabólicos como la hipertensión, diabetes o cardiopatías. Afecta a más de un 30% de la población. Se diagnostica más frecuentemente en mujeres.
  • Bulimia y anorexia nerviosa: Las consecuencias más graves son el riesgo significativo de suicidio y graves problemas físicos. Afecta principalmente a mujeres jóvenes.

mujer_entre_rejas

Otros trastornos de la alimentación son la evitación o restricción, la rumiación, los atracones, la ortorexia, la vigorexia, la megarexia o el vomitingNormalmente este tipo de trastornos afectan a las tres esferas de relaciones: con uno mismo, relaciones interpersonales y con el mundo. La esfera más afectada es la que tiene que ver con uno mismo.

Algunos de los factores sociales que contribuyen al desarrollo de enfermedades relacionadas con la alimentación son:

  • Excesiva preocupación por la estética delgada
  • Practicar un deporte de élite
  • Estilo de vida sedentario
  • Ritmo de trabajo alto
  • Comer solo
  • Dieta poco variada

En el entorno familiar también se deberían tomar ciertos hábitos preventivos para reducir la incidencia de esta enfermedad. Como familia, deberíamos ayudar a desarrollar un sentido crítico sobre los ideales de belleza y enseñar a valorar nuestro cuerpo tal y como es.

Algunos consejos del especialista para tener una buena relación con la comida son los siguientes:

  • Identifica los sentimientos y creencias que tienes sobre tu propia imagen. Comprueba hasta qué punto son irreales y perjudiciales
  • Despierta y desayuna. La preparación de tus alimentos puede pasar de ser una necesidad a una tarea agradable.
  • No comas todos los días lo mismo. Resulta aburrido y perjudica la salud. La alimentación debe ser variada.
  • Quítate la sed con agua. Hidrátate y depurarás tu organismo.
  • En una dieta equilibrada todos los alimentos tienen su espacio.

Los trastornos alimentarios no son una enfermedad crónica, ya que creemos que existe una solución estratégica válida que la resuelva. Por eso es importante acudir al psicólogo al menor indicio de trastorno alimentario.

Fuente: David Campos, colaborador de tuMédico.es Licenciado en Psicología. Itinerario clínica y ciencias de la salud por la Universidad  Atónoma de Barcelona. Especialista en Psicología General. 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *