Trastorno bipolar: de la alegría a la depresión

El trastorno bipolar no conoce de sexo ni de edad y afecta cada vez a más personas en el mundo. Descubre sus detalles y la forma de tratarlo.

El trastorno afectivo bipolar (TAB) es una enfermedad mental caracterizada por episodios anormales en el estado de ánimo de una persona. En los casos más leves, el primer síntoma es que el afectado oscila entre la alegría y la tristeza de una forma mucho más rápida que las personas que no la padecen. Estos episodios van acompañados de síntomas tales como insomnio o incapacidad para concentrarse en las tareas cotidianas.

Posteriormente, en los casos más marcados, se presenta en forma de brotes de la enfermedad que alternan episodios de elevación del humor e hiperactividad con profunda tristeza, depresión e, incluso en algunos casos, con síntomas maníacos. En las situaciones más graves, este trastorno puede llegar a desembocar en una profunda depresión.

Un episodio de esta enfermedad puede durar aproximadamente una semana, y durante este tiempo el afectado presenta los síntomas durante varias horas al día.

Existen dos tipos de trastorno bipolar: los afectados por trastorno bipolar tipo I han presentado alguna vez en la vida al menos un episodio de manía alternado con un periodo de depresión grave, mientras que los del tipo II no han llegado aún a esta fase de gravedad.

Esta enfermedad suele aparecer por primera vez en pacientes con edades comprendidas entre los 15 y los 25 años y las causas exactas de su aparición aún se desconocen, pero sus síntomas suelen aparecer a raíz de algunos factores tales como un cambio importante en la vida (un embarazo, un traslado de residencia, la muerte de una persona cercana…), de una enfermedad o del consumo excesivo de alcohol o de drogas.

Las personas con antecedentes familiares son mucho más propensas a padecer trastorno bipolar. Actualmente no existe curación para esta dolencia, pero puede llegar a mantenerse controlada durante toda la vida mediante fármacos estabilizadores del estado de ánimo.

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *