Transgénicos: ¿A favor o en contra?

El debate que viene suscitando el consumo de alimentos transgénicos en las últimas décadas, en paralelo al desarrollo de la biotecnología, ha vivido este mes de julio uno de sus episodios más intensos.

Tras la publicación de un contundente Informe de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos que concluye que “los alimentos procedentes de organismos modificados son tan seguros como los que se producen a partir de cultivos convencionales», más de un centenar de premios Nobel del campo de la Ciencia se ha posicionado a favor en bloque, acusando a Greenpeace, nada más y nada menos que de “crímenes contra la humanidad”. Una sentencia muy dura, teniendo en cuenta que esta organización pacifista ha venido sosteniendo que la Ciencia no era partidaria de los alimentos tratados genéticamente.

 

Porque eso es lo que son los transgénicos. En el caso de las plantas, se introduce un nuevo gen que les otorgue una nueva cualidad que no poseían. De esta manera se potencia una propiedad que puede ser beneficiosa para el consumo.

Es el caso del arroz dorado, aun libre de patente, y que se ha considerado uno de los mayores hallazgos de este tipo de cultivos y motivo de la polémica que ha encendido la ira de algunas organizaciones humanitarias, en paralelo a los premiados en matemáticas, química y física por la Academia Sueca.

La gran ventaja de este cereal es su excelente aporte de vitamina A, imprescindible en la prevención de la ceguera infantil, que sufren según cifras de la ONU unos 500.000 niños en todo el mundo. 250 millones de menores del planeta padecen a la vez carencia de la misma, lo que origina graves enfermedades e incluso la muerte.

No se trata, aun siendo mucho, de que este cultivo pueda contribuir a erradicar la ceguera infantil. Tiene que ver con la lucha global contra el hambre que padece en llamado Tercer Mundo. Y estas serían las ventajas que los defensores de los transgénicos remarcan: la posibilidad de modificar las plantas para hacerlas resistentes a los cambios climáticos bruscos, a las sequías, a los climas tropicales, a las lluvias torrenciales. También su manipulación para inmunizarlas contra las  plagas de insectos y a los herbicidas. Se podrían salvar muchas vidas.

¿Cuáles son entonces los argumentos en contra?

Mientras la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, ha venido pidiendo más información e informes que demuestren los buenos e inocuos resultados para el medio ambiente de los cultivos transgénicos, sus detractores aseguran que éste es precisamente el motivo para prohibirlos.

Grupos ecologistas, organizaciones de consumidores e incluso algunos gobiernos se escudan en que la modificación de las plantas para hacerlas resistentes a los herbicidas aporta otro tipo de substancias químicas que pueden ser peligrosas para los terrenos y la salud humana.

 Mientras hablan de cáncer, malformaciones y otras enfermedades, los transgénicos, aseguran, pueden suponer una pérdida de la biodiversidad, a la larga, mientras que no aportan ningún beneficio nutricional para el consumidor.

¿Qué opináis?

ata poouramini 3

Ata Pouramini es autor del libro “Tú eres tu medicina” y “El gato persa que quería comer caviar”. Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Tiene en Valencia una de las consultas más importantes del mundo. Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

Imágenes: Pinterest

 

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *