Tips para mejorar los espacios interiores y beneficiar la salud

La importancia de la luz natural y el aire fresco

Somos la llamada “Indoor Generation”. De media, las personas pasan el 90% de su tiempo en interiores, sin embargo, muchos de nosotros no somos conscientes de los riesgos asociados a este estilo de vida

Existe una concienciación sobre el impacto negativo en la salud de la polución que se da en grandes ciudades. Sin embargo muchas personas no saben que, de hecho, el aire interior puede estar hasta cinco veces más contaminado que el aire exterior, estando además las habitaciones de los niños entre las estancias más contaminadas en la casa.

Actividades diarias de la vida en los hogares como cocinar, limpiar, ducharse, encender velas, secar ropa e incluso dormir y respirar, fomentan un aire contaminado en el interior, lo que con el tiempo puede derivar en la aparición de moho y hogares húmedos, aumentando así el riesgo de desarrollar asma, enfermedades respiratorias y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). 

Existen agentes contaminantes presentes en objetos cotidianos del hogar que liberan toxinas: detergentes, juguetes de plástico, o los propios materiales de construcción, pueden empeorar la calidad del aire interior.

 

Los agentes contaminantes presentes en objetos del hogar pueden empeorar la calidad del aire.

 

Es importante asegurarnos de que mejoramos el diseño de nuestras casas y edificios públicos a fin de abordar el problema al que se enfrenta esta  “Indoor Generation”.

VELUX, experta en luz natural y el aire fresco, ofrece 6 sencillos pasos para mejorar nuestros espacios interiores:

  • Abrir las ventanas y ventilar la casa tres o cuatro veces al día durante 10 minutos con más de una ventana abierta. El contenido del aire de interiores incluye gases, partículas, residuos biológicos y vapor de agua, los cuales son peligros potenciales para la salud.
  • Actividades como cocinar o bañarse aumentan la humedad del aire en interiores, es importante abrir la ventana para evitar el crecimiento del tipo de moho que causa problemas de salud
  • Asegúrate de que en tu hogar entra tanta luz natural como sea posible. Lo ideal es que las cortinas y las persianas estén completamente abiertas durante las horas diurnas. Si tu hijo tiene un espacio de trabajo o algún tipo de mesa, procura que esté cerca de una ventana.

 

Consigue que entre tanta luz natural como sea posible

 

  • Limpia y ventila las alfombras. Las alfombras y muebles como los sofás antiguos son el sueño de los ácaros y las bacterias.
  • No seques la ropa en el interior. La ropa desprende humedad y puede provocar un tipo de moho doméstico nocivo para la salud. Si no puedes secar la ropa en el exterior, intenta abrir una ventana cerca de donde esté secándose para poder eliminar parte del exceso de humedad.
  • En la mayoría de los productos de limpieza hay sustancias químicas. Siempre que sea posible, emplea paños de microfibra y materiales naturales, como el vinagre blanco.

¡Qué tu prioridad sea el bienestar!

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *