Atención con el tecnoestrés ¡Más calma con la tecnología!

El tecnoestrés es la aparición de tristeza o ansiedad en las personas a causa de los aparatos tecnológicos, por la condicionante de no poder tener acceso durante largo tiempo a los servicios que este tipo de herramientas ofrece a sus usuarios. Puede ser frustración al no poder conectarse a Internet, no poder usar los videojuegos, la necesidad de usar el teléfono móvil, o la adquicisión cada vez con más frecuencia de productos tecnológicos modernos.El tecnoestrés afecta en mayor medida a las personas más jóvenes, ya que son los que han estado más influenciados desde pequeño a la masificación tecnológica. Y que han dispuesto desde la niñez de sistemas informáticos como móviles y acceso a Internet, sobre todo a redes sociales, y que pasan muchas horas al día, durante todos los días utilizándolos.

La contrapartida que también se ve expuesta a tecnoestrés son los trabajadores que, en su empleo, dedican toda la jornada laboral al empleo de la  informática, en los que tienen que estar dispuestos a realizar diversas tareas que envían mucha información a su cerebro. Leer e-mails, entrar en redes sociales, buscar información para el trabajo son algunas de las actividades más agotadoras.

El uso continuado de la tecnología durante casi todo el día puede ocasionar la adicción de los usuarios, quienes pueden llegar incluso a manejar dos aparatos a la vez, empobrecer su lenguajes, comprar compulsivamente nuevos aparatos tecnológicos y reducir el contacto directo con las personas.

Con los años, se pueden llegar a sufrir trastornos en la capacidad de concentración y en la memoria. Para evitar que este mal, pueda ser perjudicial, se debe limitar el uso de los aparatos tecnológicos a lo estrictamente necesario.Solo se deben reponer por nuevo, cuando el actual se haya dañado, para evitar comprar sin necesidad y en los casos del trabajo, es muy recomendable descansar al menos 5 minutos cada hora, para que la mente pueda desconectar.

Imagen: ¿Qué les pasa a los hombres? 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367