Taconazos: aprende a mantener el equilibrio

No hay nada más sexy que una mujer con tacones. Son el complemento perfecto para presumir de elegancia y para estilizar nuestro cuerpo. Pero si no sabemos llevarlos como es debido pueden producir el efecto contrario y dejarnos en evidencia.

Existen algunos trucos y consejos para aprender a mantener el equilibrio aunque vayamos con taconazos. Así que si siempre has querido llenar tu armario de zapatos de tacón pero nunca te has atrevido por miedo a un tropiezo o a no saber llevarlos, toma nota de lo que te explicamos a continuación:

  • Elige los más adecuados: cuando vayas a comprarte los zapatos asegúrate de que se adaptan a la perfección a tus pies. Que no se te salgan ni te hagan roces, te evitará más de un disgusto. Además, es mejor que empieces con un calzado completamente cerrado como unas botas o botines. Te sentirás mucho más cómoda.
  • Practica en casa: antes de salir a la calle con tus tacones y lanzarte a la aventura, póntelos en casa y camina con ellos una media hora. Hazlo delante de un espejo para comprobar que ganas en elegancia y no al revés.
  • Reparte el peso: es muy importante que no apoyes todo tu cuerpo en los talones. Aprende a caminar de manera que tu peso quede repartido en todo el pie. No inclines tu cuerpo hacia delante ni hacia atrás.
  • Pasos seguros: una cosa es poder caminar y otra hacerlo con gracia y elegancia. Para que se te vea segura es vital no doblar tobillos ni rodillas ni dejar la pierna completamente recta. Si es evidente que tienes problemas para mantenerte ahí arriba es preferible llevar calzado plano.
  • Movimiento de caderas: hay que saber contonear las caderas en su justa medida. El movimiento es necesario para mantener el equilibrio, pero intenta que no parezca exagerado. Imagina que desfilas sobre una pasarela y todo irá sobre ruedas.
  • Tacones recomendados: si no estás acostumbrada a llevar tacones lo mejor es que vayas sobre seguro con una altura máxima de 6 centímetros y que no sean tacones de aguja. De lo contrario puedes perder el punto de equilibrio muy fácilmente y además puede causarte dolores de espalda y de pies.

Ahora solo tienes que poner en práctica todos estos consejos para hipnotizar a todo aquel que se cruce en tu camino.

Autor: Carla Ramirez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *