Su postura después del sexo lo delata ¡Descúbrelo!

Cuando estamos relajados, sin preocupaciones y en un ambiente de confianza relajamos nuestro cuerpo y (sin presiones externas) éste habla por sí mismo, delatando nuestro interés o falta de compromiso hacia las relaciones.

La información que transmite la postura corporal cobra relevancia después de haber mantenido un encuentro sexual ¿te quiere o quiere llamar a un taxi para que ya te vayas?, no es necesario que diga nada, su postura puede delatarlo.

¿Estás preparada para conocer mejor a tu chico?

La BBC publicó hace un tiempo un artículo donde explican cómo se relaciona nuestra personalidad con la forma en que dormimos, pero ¿qué pasa con las posiciones que adoptamos cuando disfrutamos una siesta post encuentro pasional?

El 41% de las personas que participaron en este estudio asumen esta postura cuando duermen, el común denominador de la personalidad de quienes duermen así es que aparentan una gran fortaleza pero son muy sensibles en el fondo del corazón, suelen ser tímidos cuando acaban de conocer a alguien pero se relajan en poco tiempo.

Esta postura es más común en mujeres que en hombres.

Si después del sexo adopta esta postura contigo, de acuerdo a la web de Cosmo, esto se traduce en que está loquito por ti y su postura corporal indica que no te quiere dejar ir, puede llegar a ser un poco posesivo, si él se pone de espaldas para que lo achuches quiere decir que necesita cariño.

Posición de tronco

Si se tumba a tu lado con las piernas y brazos a los costados, boca arriba, quiere decir que es alguien sin complicaciones en la vida, se le dan bien las relaciones sociales y se siente a gusto con la gente, confían en extraños y corre el riesgo de ser timado con facilidad.

Si tu chico asume una postura parecida y a pesar de estar exhausto te hace cariños, te está demostrando que no es egoísta y que siempre agotará hasta el último esfuerzo para consentirte y cuidarte.

Posición de anhelo

Si se recuesta de lado y extiende sus brazos (ya sea para abrazarte o para dejar un espacio entre él y la cama) se traduce en que tu pareja es de naturaleza abierta, pero también puede llegar a ser receloso y cínico, tomar decisiones le puede llevar más tiempo de lo normal, pero una vez que la ha tomado es muy difícil hacerle cambiar de opinión.

¿Has notado que tu pareja asume esta postura cuando están descansando luego de una sesión intensa de pasión extrema?

El soldado

Se recuesta boca arriba con los brazos y piernas estirados. La gente que duerme en esta posición generalmente es callada y reservada, tiene expectativas personales y de la gente que les rodea muy altas.

Si tu chico se da la vuelta en cuanto se siente satisfecho y asume esta postura, ¡ojo! Puede darte a entender que eso del compromiso no le va del todo, si no te mira a los ojos y no establece contacto de ningún otro tipo puede ser, o que esté muy agobiado porque forma parte del servicio de inteligencia internacional y tiene que resolver la paz mundial, porque no necesita complicarse la vida poniéndole etiquetas a su relación (no se te ocurra preguntarle ¿entonces qué somos? porque escucharás una respuesta retórica) o porque simplemente tiene miedo de lo que está sintiendo por ti.

Tú eliges con qué respuesta te quedas.

Caída libre

Boca abajo, con la cara de perfil, los brazos flexionados hacia arriba sobre la almohada y las piernas estiradas. Quienes duermen así son extremadamente sociales, lo suyo es la marcha, pueden llegar a ser muy neuróticos y sensibles a las críticas. Aunque duerma en esta posición, no te confundas, no le gustan las situaciones extremas.

En este caso si tu chico te toca ligeramente con los brazos o con las piernas quiere decir que valora su individualidad pero que en su vida hay espacio para ti. Es un amor equilibrado.

Estrella de mar

Esta postura es la menos frecuente de todas y consiste en dormir boca arriba con los brazos flexionados a ambos lados de la cabeza y las piernas separadas. Si tu chico duerme de esta forma eso quiere decir que se le da con facilidad hacer nuevos amigos ya que siempre está dispuesto a escuchar a los demás y ofrecer ayuda cuando se necesite. No le gusta ser el centro de atención.

Si tu chico adopta esta postura y deja que te recargues en su cuello, quiere decir que está perdidamente enamorado y confía en la relación, ya que de acuerdo a los expertos, descubrir y dejar que el otro se acerque a la zona de la yugular es un símbolo evidente de confianza, está siendo sincero contigo.

Ahora ya sabes lo que su cuerpo te dice después de haber mantenido un encuentro sumamente íntimo y carnal ¿es amor, se volverá a repetir, te pedirá tu número, le presentarás a tu familia? Puede ser que esas y muchas preguntas se acerquen a la respuesta correcta si observas un poco más y contextualizas lo que ves.

Recuerda que el hecho de que tu chico se voltee justo al término del coito no quiere decir que no te quiera, puede ser también que se haya lesionado la espalda por esas innovaciones del kamasutra que implementaron en la velada así es que siempre pon las cosas en contexto y evalúa todo.

Ver Más…

Explorando el universo del sexo con la mirada de Gabriela Wiener

Especial lencería: Sexy, atrevida, romántica,… Ponte guapa por fuera y ¡por dentro!

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Comentarios a enviarffff

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *