Síndrome Premenstrual… ¡Trucos para NO ENGORDAR!

Durante el síndrome premenstrual, ni un kilo de más. Atenta a cómo controlar tu peso durante el ciclo. Mantén los kilos a raya.

Hinchazón, ataques de ansiedad, obsesión por el dulce y sobre todo de chocolate… Así respondemos la mayoría de las mujeres cuando nos encontramos en pleno síndrome menstrual ¿Y por qué nos sucede esto?

Según Consumer, es la serotonina, la hormona del bienestar, la responsable. La serotonina influye en la sensación de bienestar y es también quien participa en el control del apetito. Sin embargo, en pleno síndrome menstrual, cuando baja los niveles de serotonina y nos encontramos bajas de moral, tristes, irritables, sensibles… es cuando se activa la ansiedad que se traduce en ataques de dulces y azúcares en busca de bienestar. El chocolate se lleva la palma. Aunque hay autores que justifican los atracones de chocolate por la falta de magnesio que existe cuando estamos con la menstruación. Bajos niveles de estemineral que abunda en el chocolate.

Sin embargo, aunque creamos que estos ataques son inofensivos y efímeros, la realidad es que a la larga puede hacernos coger kilos extra sin darnos cuenta. Es por esta razón, que os facilitamos las claves para no engordar ni un gramo mientras estamos bajo las influencias del síndrome premenstrual… ¡Tomar nota! Ahh y por supuesto practicar deporte. Aunque no las ganas no ayuden mucho, hacer ejercicio reconforta.

  • Fraccionar la alimentación en tomas frecuentes y de poco volumen (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena).
  • Incluir a lo largo del día variedad de alimentos como lácteos desnatados, legumbres, frutas y verduras…
  • Apostar por alimentos de dabor dulce pero poco calóricos como los yogures, las frutas, los caramelos y chicles sin azúcar, frente al chocolate u otros dulces.
  • Tomar alimentos ricos en fibra (vegetales y cereales integrales), que producen una mayor sensación de saciedad.
  • Limitar la ingesta de cafeína y de otras sustancias estimulantes.
  • Incluir en la dieta alimentos ricos en magnesio como los frutos secos, las legumbres, el pan integral y el pescado.
  • Los cereales integrales, los frutos secos y la levadura de cerveza son fuente de vitamina B6, nutrientes que contribuyen a mantener en buenas condiciones el sistema nervioso. Pueden servir de ayuda para mejorar los síntomas asociados al malestar emocional.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *