Si tienes envidia, ponle freno

El sentimiento de la envidia es uno más de los que podemos tener a lo largo del día y hay que verlo así, como algo más. Podría llegar a ser positivo si en algún momento nos impulsa a conseguir, de forma legal, las cosas que deseamos, pero hay que tener cuidado y no fomentarlo en los niños pequeños para que crezcan en equilibrio positivo.

Decimos que hay que tener precaución con estos comportamientos porque en realidad, si llega a un extremo, este sentimiento causa sufrimiento y abandonamos nuestra vida para intentar vivir la de otro. Para detectar estos comportamientos hay que tener presente que el discurso de la persona envidiosa suele ser muy repetitivo, monocorde y compulsivo y a través de él, podemos notar las carencias que tiene en la vida.

envidiaDe esta manera, si no le ponemos límites a la envidia, estamos construyendo en la mente una sensación de insatisfacción y vacío que nos va a impedir disfrutar nuestra vida de forma plena, siendo el pesimismo y la tristeza las notas más características de nuestra personalidad.

Dicen los expertos que eso que solemos decir de “Ahora siento envidia, pero sana, ehhhh”, para disculparnos…Pues que eso no existe. Es un sentimiento siempre negativo, que bien canalizado puede reportar beneficios, pero que cuando se convierte en algo patológico e interfiere en la vida diaria, merma la autoestima e incapacita para llegar a ser feliz.

Lo mejor, como en todo es buscar un equilibrio y para ello, nada mejor que una serie de actitudes preventivas como las que os presentamos a continuación:

  • Tenemos que empezar a crear autoestima, confianza en uno mismo.
  • Es importante aprender a aceptarse, con lo bueno y lo no tan bueno.
  • Estimular la empatía, o el ponerse en el lugar de otra persona y comprender que todos somos diferentes y entre todos formamos el cubo perfecto.
  • Hay que aprender a relacionarse con los demás de forma constructiva.

envidia

  • Relativizar las diferencias y el éxito, tanto de los demás como el nuestro propio.
  • Analizar la evolución en base a la persona y no en comparación con amigos, familiares y conocidos.
  • Aprender a pedir ayuda y a compartir.

Imágenes: rentcafe, dailymail, huffington post

Autor: Elena Ramirez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367