Shinrin-yoku: técnica japonesa anti estrés

 

¿Qué es el Shinrin-yoku y para qué sirve?

 

Shinrin-yoku es una técnica japonesa antiestrés que significa “baño del bosque».

Fue creada principio de los 80 en Japón y se ha comprobado que su práctica fortalece el sistema inmune y reduce las hormonas del estrés.

Japón es un país donde muchas personas mueren por exceso de trabajo.

Es el país de la competitividad, con tasas muy altas en suicidios.

Los bosques ocupan un 67% de su suelo por lo que practican esta técnica para recuperar su paz y equilibrio.

 

 

¿En qué consiste la técnica Shinrin-yoku?

Se trata de realizar dos horas de paseo por el bosque.

Con ejercicios de respiración adecuados orientados por monitores especializados.

Es una técnica sencilla, prácticamente gratuita, a excepción de los fumadores, y su efectividad ha sido comprobada por la ciencia.

 

Es fundamental ser conscientes del entorno natural.

Poniendo atención al olor de las plantas, el ruido del viento en las hojas de los árboles y la gama de colores y texturas que nos ofrece.

 

Los expertos aconsejan tomar una infusión para el qué sentido del gusto participe en la experiencia.

Además apagar los móviles y evitar ir hablando con alguien.

La atención tiene que estar centrada en el entorno tratando de tener contacto con uno mismo.

Muchas empresas incluyen estos viajes entre los ejecutivos, o dan tiempo a los trabajadores para que practiquen lo que ya es considerado como «medicina tradicional preventiva».

 

 

 

 

 

Resultados científicos del Shinrin-yoku

  • Se han realizado estudios en Chiba Universit desde el 2004 en 600 personas, que han demostrado que entre los que frecuentan los bosques la hormona cortisol desciende en un 12%.
  • La actividad de nervio simpático en un 7%.
  • La presión sanguínea baja una media de 1,4 %.
  • Además, los que practican la técnica tienen un descenso medio de infartos en un 5,8 %.

Los participantes que han intervenido en el estudio reconocen que se sienten mejor y que su nivel de ansiedad ha bajado.

 

Según expertos de Medicina en la escuela de Tokio han demostrado que un paseo por el bosque contribuye a la lucha contra infecciones y el cáncer.

Debido a que los compuestos volátiles que tienen los árboles, son los principales responsables de un efecto muy beneficioso sobre el sistema inmunitario.

 

 

Recordemos que muchos de estos compuestos aromáticos naturales como cedro, isopropenos, pinenos, son usados en aromaterapia y medicina holística.

Un baño de bosque te ayuda a desconectar con la tecnología y volver a tus raíces, ¡es una manera de regresar a casa!

 

 

 

 

 

Imágenes: el confidencial, Efe Salud.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *