Sensibilidad dental, cómo frenarla

 

¿Sufres de sensibilidad dental? Propdental nos cuenta cómo frenarla 

 

La sensibilidad dental es provocada por una erosión de la capa superficial de los dientes, y es de lo más desagradable a la vez que dolorosa.

Es una de las patologías más frecuentes, puesto que todos alguna vez hemos sentido esa extraña sensación de susceptibilidad dental provocada por la exposición a factores externos tales como el frío o el excesivo calor. A pesar de ello, no le solemos dar la importancia que merece y tenemos tendencia a dejarlo pasar dado que se trata de un dolor transitorio.

 

Caer en el error de no acudir al dentista en estos casos puede acarrear consecuencias nocivas para nuestra salud bucodental pues según pasa el tiempo esta afección deriva en problemas de mayor calibre.

 

Desde Clínicas Propdental le damos mucha importancia a la necesidad de tratar la sensibilidad dental con el fin mantener una boca lo más sana posible. Por ello, te hablamos de los factores a los que nuestros dientes se ven más expuestos así como,  de los cuidados que necesitan tus dientes con el fin de prevenirla.

 

 

 

Las principales causas que provocan, con el tiempo, una dentadura sensible debido al desgaste dental.

  • Un cepillado demasiado abusivo o desmesurado junto con el empleo de una pasta dental corrosiva pueden provocar la pérdida de esmalte.
  • Las personas con bruxismo que, consiste en hacer excesiva presión con la mandíbula de forma inconsciente, sobre todo, mientras dormimos y, el hecho de masticar con excesivo esfuerzo los alimentos también son dos factores que provocan el desgaste dental.
  • El consumo de alimentos excesivamente ácidos y azucarados provocan la erosión de los dientes.
  • Tras los tratamientos dentales, especialmente tras las ortodoncias, existe mayor tendencia a padecer gingivitis.

 

 

 

Una vez se conocen las causas que provocan la sensibilidad dental, es hora de poner remedio a esta sensación tan desagradable y que puede llegar a irritarnos en muchas ocasiones debido a las graves punzadas que se padecen.

 

  • Las comidas ácidas y azucaradas atacan nuestros dientes, por ello, es recomendable dejar que transcurran 10 minutos antes de cepillarnos los dientes.
  • Es preciso evitar, en la medida de lo posible, los cambios bruscos de temperatura entre el consumo de un alimento y otro. Además, también es recomendable evitar todos aquellos alimentos que sean excesivamente fríos o calientes.
  • Huir de todos aquellos hábitos dañinos para nuestra salud bucodental como, por ejemplo, el consumo de tabaco o alejarnos de las manías como la de masticar los bolígrafos o los palillos.

 

Con todo ello, es importante tener en cuenta que los dientes sensibles requieren de unos cuidados especiales con el fin de evitar las molestias. Además, es muy importante acudir al odontólogo con el objeto de conseguir un diagnóstico fiable.

En muchas ocasiones, la sensibilidad dental es la primera pista para detectar problemas dentales más graves como la aparición de caries o incluso, infecciones e irritabilidad en las encías y en la boca.

Por esta razón, contar con el diagnóstico y tratamiento de un especialista ante los primeros síntomas de la hipersensibilidad no solo es la mejor forma de evitar estas dolencias tan molestas e incómodas sino que junto con una adecuada higiene bucal también nuestro estilo de vida podrá verse favorecido.

 

 

 

Prevenir la sensibilidad dental gracias a un tratamiento eficaz es sinónimo de mantener una dentadura saludable y libre de los dolores que provoca el desgaste dental.

Además, gracias a los consejos manifestados por Propdental, la preocupación por pasarlo mal ante el consumo de ciertos alimentos puede desaparecer, lo que significa que, comerte un helado en esta época en la que tanto brilla el sol, dejará de ser un sacrificio y se va a convertir en todo un placer.

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, Pixabay 

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *